Cataluña declarará la independencia el 11 de Septiembre de 2022

Justo cuando se cumplen cinco años del referéndum separatista ilegal en Cataluña, que provocó el encarcelamiento de gran parte del Govern golpista -posteriormente indultados por el Gobierno de Pedro Sánchez- una parte importante del independentismo quiere volver a la carga y al «embate contra el Estado». Junts per Catalunya y la CUP pretenden aprovechar el debate de política general en Cataluña, que se celebrará a finales de septiembre, para forzar a Pere Aragonés a levantar la declaración unilateral y hacer efectiva la independencia, plantando así cara al Gobierno. Es el chantaje de los socios para evitar un adelanto electoral fruto de la desconfianza que reina entre ellos.

Junts, el partido que lidera la ex presidenta del Parlament suspendida Laura Borràs, y que forma el Govern con ERC, se comprometió a que, en el caso de que el independentismo superase por primera vez el 50% de votos en las elecciones del 14-F, la Cámara catalana adoptaría una resolución que constate la nueva mayoría independentista. En plena guerra con ERC -sobre todo después de que parte de los republicanos apoyasen la suspensión de Borràs, imputada por corrupción-, Junts considera que «hacer efectiva la independencia ahora es la única manera de recomponer la confianza» con sus socios.

En las pasadas elecciones catalanas, Junts reclamó a ERC «un compromiso con la vigencia del mandato vinculante del referéndum de autodeterminación del Primero de Octubre».

Ese compromiso consistía en que «todos los actores del independentismo» impulsasen «los preparativos necesarios para hacerlo efectivo», debiendo culminar ese proceso «con la activación de la Declaración de Independencia (DUI) firmada el 10 de octubre de 2017 y votada por el Parlamento el 27 de octubre siguiente». Un compromiso que piden rubricar ahora, a la vuelta del verano, ya que, señalan, «el momento para culminar la activación de esa DUI es ahora».

Pero ERC, a diferencia de Junts y la CUP, no está en la lógica de la vía unilateral. El partido que preside Oriol Junqueras sigue dando un margen de confianza a la mesa de negociación que logró arrancar al PSOE tras las últimas elecciones generales, a cambio de facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

Los republicanos pretenden usar esa negociación para pactar un referéndum con el Gobierno. En la última reunión de la mesa -que se celebró a finales de julio en La Moncloa y en la que no participó JXCat-, ERC ya consiguió el compromiso del PSOE de no recurrir la sentencia del catalán en las aulas, el reconocimiento del derecho de los senadores a hablar en dicha lengua en el Senado y la petición al Parlamento Europeo de poder usarla también en la Eurocámara.

Aragonès exigirá a Pedro Sánchez la celebración de un referéndum de independencia

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos