Dos inmigrantes georgianos entran a robar a casa de Ada Colau

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El servicio de escoltas de la Guardia Urbana ha detenido esta madrugada a dos hombres, de nacionalidad georgiana, que querían robar en el edificio donde reside la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau. Los dos arrestados habían reventado la puerta de la finca, un ruido que ha movilizado a los escoltas de la alcaldesa que apenas ha tenido conocimiento de lo que sucedía en el exterior de su domicilio. Según fuentes policiales, las dos personas tenían la intención de entrar a robar en los pisos del edificio. Como Colau tiene escolta personal, a diferencia de la gran mayoría de mortales, se ha librado del asalto. Los políticos están a otro nivel.

Los dos arrestados se encuentran en las dependencias de la Guardia Urbana a la espera de pasar a disposición judicial que deberá decidir su puesta en libertad o su ingreso en prisión provisional. La finca donde reside la alcaldesa está situada en el barrio de la Sagrada Familia y cuenta con un servicio de escoltas 24 horas que previene cualquier tipo de incidente. El teniente de alcalde de seguridad Albert Batlle ha sido informado de lo sucedido de madrugada.

Los hechos han ocurrido a las 3:30 horas de la madrugada cuando el equipo de escoltas de la alcaldesa ha observado por las cámaras de videovigilnacia que dos personas estaban forzando la cerradura de acceso al edificio. Los agentes han esperado su siguiente movimiento y cuando se acercaban a la puerta de uno de los pisos, que no era el de la alcaldesa, para reventar la puerta los agentes han procedido a su detención. Los dos individuos tienen antecedentes por robos con fuerza.

La tolerancia y el buenismo progre de Ada Colau le da su propia medicina... y directamente en vena. 

Colau dice que la inseguridad en Barcelona no es su prioridad


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.