♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El pasado miércoles por la mañana la Guardia Civil realiza un control entre las personas que hacen cola para visitar a sus familiares en la cárcel de Palma. Los Guardias llevan un perro especializado en la detección de drogas para evitar la entrada de estupefacientes en el centro. En la cola, el animal marca a una señora de unos setenta años y de una etnia que no podemos decir que aguardaba para ver a su hijo preso. El animal insiste y señala con el hocico la zona de su pelvis.

Mostrar más publicaciones

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.