puigdemont-lucia-caram

Lucía Caram, la monja argentina que se ha convertido en la abanderada de nuevo cuño del independentismo catalán, ha vuelto a incendiar las redes. La última gilipollez de esta señora es comparar a Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat y prófugo de la justicia, nada menos que con Nuestro Señor Jesucristo. Y en plena Semana Santa. Quizás es que se inspiró en Mediterráneo Digital. Y nosotros sin saberlo.

 teta-reno-3

Mientras que en España, a las puertas de la Navidad, no paramos de hablar del polémico vídeo de Silvia CharroSimón Pérez o de las elecciones catalanas, algo está pasando al otro lado del Atlántico. Y ya sabemos lo que dice el refrán: cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Si hay algo que se nos da fenomenal a los españoles es precisamente adaptar fiestas o importar tonterías.

 pedos-pareja

El avance del feminismo militante en los sistemas judiciales del mundo occidental nos ha regalado regaló una nueva perla para guardar en las hemerotecas. En este caso, la incorporación de los gases, pedos, flatulencias, ventosidades o como quieran llamarle, dentro de la figura del espectro de la "violencia de género", es decir, sólo cuando es el hombre el que comete esa falta de respeto. Si una mujer se tira un cuesco, te lo tienes que comer. Sino, eres un fascista redomado.

pedo

Todos lo hacemos. Ricos, pobres, jóvenes, viejos, reyes o hasta el Papa. De tirarse pedos nadie se escapa. Es una función natural perfectamente normal y necesaria para nuestro cuerpo; sin embargo, hay pocas cosas que estén tan socialmente estigmatizadas como tirarse un pedo. Un cuesco fuera de tiempo puede arruinar una relación, una reunión familiar e incluso dejarnos sin trabajo. Hasta ahora.

Mostrar más publicaciones

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.