Detenida una banda de marroquíes que vendía caracoles en mal estado sacados de la basura

¡Síguenos en Telegram!

La Policía Local de Sevilla detiene a los responsables de la reventa de los caracoles desechados por una fábrica. Los sacaban de los contenedores para venderlos de forma ilegal.

Durante este mes de abril, y fruto de la colaboración entre la Delegación de Gobernación y la Asociación de Parques Empresariales de Sevilla (APES), la Policía Local tuvo conocimiento que alguna empresa de la zona arrojaba excedentes de caracoles en mal estado a los contenedores de basura convencionales.

Esto había provocado que algunas personas retirasen esta mercancía de la basura y la vendiese de forma ilegal.

Los denunciados, inmigrantes de origen marroquí, cogían bolsas de caracoles en mal estado y las revendían.

De esta forma, la Policía Local dispuso un operativo de vigilancia en la zona, que observó cómo algunas personas se acercaban a unos contenedores y retiraban bolsas de caracoles para revenderlos de forma ilegal. Los agentes identificaron a estas personas.

Fueron intervenidos un total de 220 kilogramos de caracoles en mal estado, no aptos para el consumo humano, y procedieron a denunciar a dos hombres de nacionalidad marroquí, 38 y 51 años.

Las investigaciones llevaron hasta una nave de un polígono industrial de la zona sur, que tiraba los excedentes de la producción a los contenedores de la calle.

Fue el pasado fin de semana cuando los agentes que participaban en este operativo vieron que había actividad en la nave y entraron a inspeccionarla y a identificar a los ocupantes.

¡Alerta sanitaria! Encuentran restos de mierda en los mojitos que los morenitos venden en las playas

Reventa ilegal de caracoles en Sevilla

El responsable de la nave es un vecino de Sevilla de 47 años de edad y de origen marroquí que aportó toda la documentación de la actividad, perteneciente a una empresa de la Comunidad Valenciana. En el interior había un almacén frigorífico que acumulaba palets de caracoles para el consumo.

Durante la inspección llegó un camión con 21.600 quilogramos de caracoles en 3.840 bolsas procedente de Marruecos, debidamente documentadas y autorizadas para entrar en la Unión Europea con un certificado sanitario del Reino de Marruecos. Esta mercancía sería distribuida desde este punto a otras ciudades españolas.

Los denunciados por la reventa de los animales en mal estado serán expedientados por una infracción de la Ley de Sanidad Animal.

Rumanos venden a su hija embarazada por 8.000 euros en Huelva

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.