Descubren una ferretería y un bazar chino que hacían pruebas PCR ilegales

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

En pleno debate político acerca de si las farmacias deberían poder realizar pruebas del coronavirus, la Guardia Civil ha detectado que se estaban realizando test rápidos sin autorización en un bazar y una ferretería valencianas.

A raíz de sus pesquisas, los agentes incautaron más de 3.300 de estos test, que se iban a vender ilegalmente en la provincia. Tras intervenirles el material, tres personas están siendo investigadas por un delito contra la salud pública.

La Benemérita inició la investigación tras conocer a través de una empresa farmacéutica que se estaban realizando test rápidos de COVID-19 en una ferretería de la Pobla de Vallbona y un bazar de Manises.

Los agentes inspeccionaron el local y hallaron en la trastienda una bolsa con una caja de test y diferentes utensilios para su uso. Según detalla el cuerpo en un comunicado, algunos de estos test habían sido usados anteriormente.

Los agentes incautaron estos objetos y procedieron a investigar al responsable del establecimiento, comprobando que contaba con un contacto y varias empresas que le ofrecían los test rápidos. Así, pudieron intervenir miles de pruebas en empresas en Pobla de Vallbona, Paterna, Catarroja, Torrente, Manises y Valencia capital.

Concretamente, las empresas situadas en Catarroja y Paterna, según ha arrojado la investigación, eran las que abastecían al bazar y la ferretería, que luego las vendían de forma fraudulenta.

Desarticulan una banda que vendía preservativos usados


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.