La maldad del día

¡Zasca! Bertrand Ndongo le hace un 'negro de WhatsApp' a Susanna Griso

susanna griso negro vox

Yo pensaba que ser periodista iba de ejercer la libertad de expresión. Eso dice Google, por lo menos. Pero cuando esta mañana escuchas a Susanna Griso soltarle a un señor en pleno directo “¿quién te manda a ti hablar de Franco? Tú no tienes legitimidad”, se te rizan hasta las pestañas.

Resulta que ahora para opinar o hablar sobre lo que a uno le de la real gana, Susanna Griso tiene que darte permiso y el carné de librepensador. ¿Dónde está ahí la libertad de expresión? Como el General Armada la noche del 23F que nos han contado: ni está, ni se la espera.

Y estamos entrando en el peligroso juego de la imposición ideológica de lo 'políticamente correcto'. De hablar solo de lo que a toda esta gente (que te dicen qué es la libertad pero no permiten que se ejerza) le apetezca. Y de pensar única y exclusivamente lo que digan ellos. Da igual que sea sobre el pesadísimo tema de Franco, de Venezuela, de Cataluña o de la prima de riesgo. Solo hay una versión oficial. Punto.

¿Quién es Bertrand Ndongo y por qué crispa tanto a la Griso?

Es camerunés, tiene 30 años y es, agárrense los cinturones, de derechas. Pero no es que sólo sea de derechas el chico, no. Es simpatizante de VOX. Y además negro. El anticristo del progresismo.

Entre el nombramiento de Ignacio Garriga como número por Barcelona y ahora, Bertrand, aquí a más de uno le estalla la cabeza porque, claro, ¿dónde está la xenofobia de VOX, que no la encontramos? 

En plena precampaña son muchas las estrategias electoralistas que se ponen en marcha y, aunque parezca mentira, a VOX se la están haciendo gratis.

Hoy Susanna Griso ha aportado su granito de arena a la causa, demostrando qué es eso de la superioridad moral (ella precisamente tenía seis años cuando el Generalísimo murió), mezclada de soberbia, con impertinencia y ese despotismo con el que se caracterizan todos estos telepredicadores que, desde sus programas-púlpito. dirigen las mentes de los espectadores, inoculando su criterio y eso que muchos llamamos pensamiento único.

Parece que ha llegado el momento de demostrar cuál es la verdadera intransigencia de cada uno, dónde está el límite entre opinar e imponer e incluso, revelar qué es la verdadera xenofobia.

Felicidades Susanna. Esperamos no volverte a oír hablar nunca más sobre Trump, Putin, Napoleón, la Pepa, ni nada que no hayas vivido. Y la Memoria Histórica, ni tocarla. Hoy, el negro de VOX, la ha dejado bien blanca.

Bertrand Ndongo: Yo no blanqueo al franquismo, solo digo que lo que no podemos hacer es apoyar a asesinos y a Franco como que... Que condenemos todo tipo de crímenes y que no escondamos las cosas buenas que ha hecho Franco...

Susanna Griso: ¿Te puedo dar un consejo desde la edad? Tienes 30 años y llevas apenas unos años en nuestro país... ¡Quién te manda hablar de Franco! Si ni por experiencia ni por edad le has conocido...

Bertrand Ndongo: Se puede hablar de todo...

Susanna Griso: Sí, perdona pero no tienes legitimidad...

Bertrand Ndongo: ¡Yo vivo en España! ¿Cómo no voy a tener legitimidad de hablar de cosas que tienen que ver con España?

Susanna Griso: Es que no tienen ningún recuerdo de Franco...

Bertrand Ndongo: Usted habla de la Segunda Guerra Mundial... ¿Estuvo allí? ¡Tenemos libros y medios para informarnos! Es un argumento, con todos mis respetos, un tanto absurdo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.