La maldad del día

Independentistas se amarran a los árboles para protestar porque España les roba

independentistas-arbol

El independentismo catalán se ha convertido en un frenopático. Efectivamente, las imágenes del 'procés', como aventuraba Puigdemont, han dado la vuelta al mundo: desde el recuento del referéndum del 1 de octubre en plena misa dominical, hasta personas encerrándose en jaulas por turnos. El separatismo hace mucho tiempo que dejó de ser una cuestión política para erigirse en un auténtico dogma de fe.

La última de las performances victimistas por la autodeterminación de Cataluña: decenas de mártires se han metido en bolsas de basura para amarrarse a los árboles este 21 de diciembre antes de que abrieran los colegios electorales.

¿Qué simbolizaba? Quizás que el 'procés' está para meterlo en un container, o que el independentismo es como una mierda pinchada en un palo. No lo sabemos exactamente. Los designios del soberanismo son pura metafísica.

¿Donde quedó la revolución pacífica de Gandhi por la independencia de la India? Esto va mucho más allá. Como dijo el gran profeta Curcull, historiador de cabecera del nacionalismo, 'el procés de independencia de Cataluña se estudiará en los próximos años en las universidades de todo el mundo'.

Como Tiananmén. Pero sin tanques. Y sin mártires. Por no haber, no hay ni ejército en las calles. La República de los 7 segundos. El president en Bélgica. Y todas las calles llenas de lacitos amarillos. Si el mundo nos mira, que cambie de canal. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.