Una novia muere antes la boda y el novio se casa... con su hermana

¡Síguenos en Telegram!

Sorpresa e indignación en India después de que una joven fuera obligada a casarse con el novio de su hermana Surabhi, quien había fallecido inesperadamente de un infarto momentos antes de la boda. Todo ocurrió en una aldea de Samaspur, en el estado de Uttar Pradesh, al norte del país.

“No sabíamos qué hacer en esa situación. Ambas familias se sentaron juntas y alguien sugirió que mi hermana menor Nisha debería casarse con el novio“, dijo el hermano de Surabhi, Saurabh, a la agencia de noticias IANS. “Las familias discutieron el asunto y ambos estuvieron de acuerdo”.

Acompañado con los miembros de su familia, el novio llegó a la casa de la novia y los rituales de la boda comenzaron la noche del jueves. Durante los preparativos para el festejo, la novia comenzó a sentirse mal y de repente se desplomó. Sus familiares la llevaron rápidamente a un centro médico donde los sanitarios no pudieron más que certificar su defunción. “Según el médico, la novia murió de un infarto”, dijeron los familiares de la novia fallecida.

Pero la historia no acaba aquí ya que inesperadamente dio un giro de 180 grados cuando el novio se atrevió a pedir a los padres de la joven fallecida que dieran la autorización para que su otra hija menor se casara con él en ese mismo momento, a lo que la familia estuvo de acuerdo.

El matrimonio con Nisha, la hermana menor de Surabhi, fue oficiado mientras su cadáver yacía en otra habitación de la casa. Molesto por la muerte de su hermana, el hermano de Surabhi, Saurabh, dijo: “Fue una situación extraña ya que la boda de mi hermana menor estaba siendo solemnizada mientras el cuerpo de mi hermana muerta yacía en otra habitación”.

A prisión un cura por casar a una mujer con un muerto


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.