Un cliente acusa a un bar de servir agua del váter

Nirvana

En el sector de la hostelería y restauración, son conocidos los abusos y las malas condiciones que aguantan los trabajadores. Las ofertas abusivas, los horarios desmedidos y los salarios que no cubren las expectativas de los trabajadores son el día a día de los camareros. Pero muchos se han cansado de aguantarlo y han comenzado a denunciar estas situaciones a través de las redes sociales. Entre ellos está Jesús Soriano. Conocido por su perfil de X, antiguo Twitter, Soy Camarero, es una de las voces más destacadas en este aspecto.

Al entorno laboral precario le acompaña en ocasiones la actitud de los propios consumidores que, bajo el lema de “el cliente siempre tiene la razón”, se piensan con derecho de hacer y decir cualquier cosa. Cuando no quedan conformes con el servicio, se dirigen a las reseñas, utilizadas como un arma contra los locales. Son una nueva forma de presión y abuso contra los trabajadores. El prestigio de un local puede quedar en entredicho por las valoraciones de los clientes. Ahora, también dejan al descubierto las formas en las que algunos usuarios se dirigen a los trabajadores. En este sentido, la última publicación de Soy Camarero da prueba de ello.

Honey Girls Club

La experiencia de este cliente no parece haber sido nada satisfactoria. Dejó hace cinco meses su crítica y puntuó por la mínima (una estrella sobre cinco) al restaurante al que acudió. Fueron la calidad de la comida, los ingredientes y el servicio lo que indignó a este consumidor. Se desconoce lo que ocurrió exactamente en su visita, pero todo el mundo ha podido ver su reseña en redes, al igual que la respuesta que le dio el propietario del establecimiento.

Y es que Soy Camarero (@soycamarero) se ha apresurado a difundir la captura de pantalla que refleja la conversación entre estas dos personas. El tuitero se apresura a dar un “punto para el viejo”, en referencia al hostelero, tras leer el intercambio que tuvieron en el apartado de reseñas.

El propietario decidió no quedarse callado y confesó que él era “el viejo” al que se refería en su crítica. En lugar de enfadarse o mostrar palabras fuera de tono, el señor decidió aludir directamente a las palabras que el consumidor utilizaba como insulto. “O sea, que sabes a qué sabe el agua del váter, sin comentarios”, respondió.

soy camarero

A los usuarios de Twitter parece haberles encantado el sarcasmo de este hostelero. Más de 130 mil personas vieron la publicación de Soy Camarero y al menos tres mil indicaron que “les gusta” el mensaje. A muchos les parece una “masterclass” impartida por el propietario y comentan sobre el “paladar fino” del cliente, que habrá probado “todo tipo de cosas”.

The Play Clubs

Una serpiente sale del váter y le muerde el pene mientras cagaba

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias

stop abolicion 300x100