Denuncian al Estado opresor por torturar a los presos con la canción de 'Baby Shark'

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Es el gran éxito musical infantil del momento y el arma de tortura a presos (y madres y padres, también).

Tres funcionarios de prisiones han sido denunciados y llevados a juicio por obligar a escuchar durante horas a los reos la canción "Baby Shark".

Gregory Cornell Butler Jr., Christian Charles Miles y Christopher Raymond Hendershott, los dos primeros de 21 años, el tercero de 50, son funcionarios de prisiones en una penitenciaria de Oklahoma.

Los tres están acusados de delitos menores de crueldad con los prisioneros. 

La tortura que estos carceleros han aplicado sobre los presos que estaban bajo su custodia era hacerles escuchar hasta la enajenación el éxito infantil "Baby Shark". 

Los funcionarios llevaban a los presos a una sala y, maniatados y en sesiones que podían llegar a durar horas, les ponían a todo volumen una y otra vez la dichosa canción. 

Torturas con canciones infantiles: si los antiguos agentes de la CIA y el KGB levantaran la cabeza.

Podemos exige que todos los presos cobren 655 euros (por 14 pagas)


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.