Escándalo en el ajedrez: doping con bolas chinas anales

La victoria del joven de 19 años, Hans Niemann, sobre el campeón mundial, Magnus Carlsen, ha desatado una polémica sin precedentes en el mundo del ajedrez. ¿Deberán jugar los torneos desnudos?

El mundo del ajedrez se ha visto sacudido por el mayor escándalo en años con inteligencia artificial y “bolas chinas anales” como sorprendentes protagonistas. La semana pasada, el campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen, se retiró de un torneo importante con un premio de 350,000 dólares después de su inesperada derrota ante el el joven de 19 años Hans Niemann. Carlsen anunció su retirada en un enigmático tuit con un video que daba a entender que Niemann había hecho trampa. El tuit iba acompañado de un video del técnico portugués, José Mourinho, que decía: “Realmente prefiero no hablar. Si hablo, estoy en un gran problema".

Las sospechas aumentaron aún más cuando Niemann admitió haber hecho trampa dos veces anteriormente. La plataforma online de ajedrez Chess.com emitió un comunicado anunciando que había vetado a Niemann en su portal por su supuesta trampa.

Desde entonces, los aficionados del ajedrez han especulado con todo tipo de conspiraciones en redes sociales y han apuntado a que Niemann pudo haber hecho trampas gracias a la inteligencia artificial y a bolas chinas introducidas en su trasero.

“Hans Niemann ha estado haciendo trampas en el torneo de ajedrez de la Copa Sinquefield usando perlas anales inalámbricas que le hacen vibrar los movimientos correctos”, tuiteó un usuario. Mientras el mundo del ajedrez debatía si era posible hacer trampa en el ajedrez con bolas vibradoras, el alborotador número uno de Twitter, Elon Musk, se unió al debate. El CEO de Tesla reaccionó a los mensajes que apuntalan la singular teoría. “El talento alcanza un objetivo que nadie más puede alcanzar, el genio alcanza un objetivo que nadie puede ver (porque está en tu trasero)”, tuiteó.

Bolas vibradoras que avisarían al jugador

La mecánica de la trampa sería simple: un cómplice que estuviera viendo en vivo el partido (como efectivamente se estaba transmitiendo), podría simular el juego real en una computadora y ver los movimientos de esta. Posteriormente, a través de las vibraciones, podría “avisar” al supuesto tramposo cuáles serían los movimientos sugeridos. Las bolas anales fácilmente pasarían cualquier control de seguridad.

Niemann ha negado con vehemencia haber hecho trampa contra Carlsen e incluso llegó a decir que jugaría completamente desnudo para probarlo. Otros profesionales del ajedrez han defendido a Niemann, llamando a las acusaciones una “cacería de brujas”. Entre los 10 jugadores que participaron en la Copa Sinquefield, Niemann fue el peor clasificado y el que con menos posibilidades contaba para derrotar al campeón mundial que llevaba dos años sin perder.

¿Un robo?

Frente a la surrealista teoría de las bolas anales, los expertos sospechan que Niemann se hizo con el plan de juego de Carlsen antes de tiempo, anticipando así su apertura sorpresa. El debate sigue abierto.

Aparecen muertos un Gran Maestro de ajedrez y su novia, intoxicados por el gas de la risa

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos