Una mujer se va de la manifestación del 8M porque tiene que hacer la cena

Nirvana

Ha ocurrido en Madrid, pero hubiera podido pasar en las marchas feministas que se han llevado a cabo este 8M en cualquier lugar de España.

Paqui, una señora de mediana edad, decidió acudir junto a sus compañeras del taller, con la que se reúne por las tardes para hacer clases de teatro o para comentar las últimas desventuras de ‘Sálvame’, a una de las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer que se llevaban a cabo en la capital de España.

Honey Girls Club

La asociación feminista que pasó por el centro cívico de su barrio les ponía un autocar, les daba de merendar y un equipamiento completo de color morado. ¡Cualquiera se lo pierde!

Todas las marchas debían confluir en la principal, con manifiesto final en la Puerta del Sol. Sin embargo, Paqui tuvo que abandonar a sus compañeras de trincheras antes de las ocho. ¿El motivo? Llegaban sus hijos y su marido de trabajar y tenía que marcharse a casa.

“Me voy que luego se me hace tarde, hay que hacer la cena y mañana se trabaja”, fueron las últimas palabras de Paqui antes de desaparecer entre las callejuelas del centro de Madrid.

Hay que volver al mundo real, y este año, con un poquito más de cuidado. No en vano, hay más de 700 nuevos violadores y agresores sexuales en libertad gracias a la Ley del Sí es Sí. Las niñas que se manifiestan y lanzan consignas como papagallos detrás de la pancarta no tienen ese problema: mamá las espera en casita y así además, hacen campana. Todo sea por denunciar la supuesta 'desigualdad' de la mujer. ¿Por qué no se van a protestar a Irán?

El aquelarre en el que ha mutado el antaño conocido como ‘Día de la Mujer Trabajadora’ hace tiempo que se ha convertido en una reivindicación politizada llena de odio a dispersión.

The Play Clubs

Empezaron señalando a todos los hombres: ahora, han dividido a las propias mujeres marcando como proscritas a todas las que se atreven a no estar en su línea ideológica de pensamiento. ¿Pero cómo se atreven a tener criterio propio?

Han marginado a las azafatas o a las trabajadoras sexuales. Y han lanzado a la hoguera de la Santísima Inquisición de la nueva moral feminazi a todas aquellas que se atrevan a decir que cualquiera puede sentirse mujer... por el solo hecho de pensarlo. 

Es un circo, una reunión de amargadas de belleza abstracta. No se representan ni a sí mismas. Desde hace mucho tiempo, lo único que dan, es miedo.

VÍDEO. Una mujer atropella con el coche a las feministas del 8M

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias

stop abolicion 300x100