'Seremos inmortales y reviviremos a los muertos'

Nirvana

Aunque no se sabe con certeza, Google cuenta con, aproximadamente, 180.000 trabajadores en plantilla. De lo que sí estamos seguros es de que ninguno de ellos posee una mente tan visionaria como la de Ray Kurzweil, que se define a sí mismo como científico informático, autor, empresario, inventor y “futurista”. El prestigio de Ray Kurzweil y el peso que tienen sus opiniones de cara al futuro vienen dadas por dos grandes aciertos. Por un lado, predijo la llegada del iPhone y la era de los teléfonos inteligentes. Por otro, también vaticinó el momento en el que una máquina sería capaz de vencer a cualquier jugador de ajedrez.

Sin duda, estos son los dos principales motivos por los que su obra The Singularity is Nearer (en español, “La singularidad está más cerca") está dando tanto de lo que hablar. En ella desarrolla la idea de que el hecho que cambiará para siempre la existencia del ser humano será el momento en el que la inteligencia artificial (IA) supere a la nuestra. Algo que, según él, podría suceder mucho antes de lo que pensamos. “Los bebés que nazcan hoy se estarán graduando en la universidad cuando haya ocurrido la singularidad”, ha comentado Ray Kurzweil en una entrevista concedida al diario Daily Mail. Después, añade que, con el paso del tiempo, “la nanotecnología permitirá que nuestros cerebros se expandan con capas de neuronas virtuales en la nube”. Al final, “nos acabaremos fusionando con la IA”.

Honey Girls Club

Revivir a los muertos y alcanzar la inmortalidad

Una de las predicciones más sorprendentes de Kurzweil es la posibilidad de "revivir" a los muertos. En un principio, esto se logrará mediante simulaciones muy realistas que replicarán a una persona utilizando los registros digitales de sus actividades diarias. Kurzweil espera que, para finales de esta década, las tecnologías permitan crear recreaciones no biológicas de personas fallecidas y, eventualmente, cuerpos vivos. Estos replicantes podrían incluso habitar cuerpos biológicos aumentados cibernéticamente, creados a partir del ADN de la persona original.

En cuanto a la inmortalidad, Kurzweil sugiere que podríamos estar cerca de alcanzarla. Para 2030, los simuladores biológicos de IA podrían realizar ensayos clínicos en cuestión de horas en lugar de años, acelerando el desarrollo de nuevos medicamentos y tratamientos para la longevidad. Los nanorobots médicos, diseñados con piezas de diamante y equipados con sensores, manipuladores y computadoras, serán clave para estos avances. Kurzweil también prevé una revolución tecnológica en nuestra vida diaria. Los robots, junto con impresoras 3D, podrán construir rascacielos a una velocidad increíble, y los avances en energía fotovoltaica reducirán significativamente los costos de la energía solar. La minería robótica también abaratará las materias primas, haciendo que el nivel de vida lujoso sea más accesible para la mayoría en la década de 2030.

Finalmente, Kurzweil anticipa que la nanotecnología mejorará nuestros cerebros, introduciendo nuevas formas de entretenimiento. Los electrodos nanométricos insertados en el cerebro permitirán compartir pensamientos y experiencias directamente entre individuos, expandiendo nuestra inteligencia a niveles inimaginables. Habrá que esperar para averiguar si sus predicciones se convierten en realidad. Mientras tanto, pueden dar para muy buenos episodios de Black Mirror.

Una mujer se queda embarazada de un muerto

Autor: El Confidencial

The Play Clubs

Últimas noticias