Ley de Memoria Democrática: después de Franco, el Gobierno profanará ahora la tumba de Queipo de Llano

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Tras la exhumación de Francisco Franco el 24 de octubre de 2019, hay dos figuras representativas de su régimen marcadas ahora por el estigma del traslado de sus restos: el teniente general Gonzalo Queipo de Llano, célebre por sus alocuciones desde Radio Sevilla, y el comandante de aviación Joaquín García Morato. Señalados por quienes defienden que con la Ley de Memoria Histórica no pueden seguir donde están, la pandemia paralizó los movimientos que persiguen el cambio de sus sepulturas, pero el empeño siguió vivo incluso durante el confinamiento y no va a cesar tras el retorno a una aparente «normalidad» y una nueva Ley de Memoria Democrática en ciernes.

¡Ya no se esconden! Compromís exige dinamitar el Valle de los Caídos

El 20 de mayo, en pleno trance por el coronavirus, el senador valenciano Carles Mulet, del Grupo Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Catalunya en Comú Podem y Geroa Bai), acusó al Gobierno central de «volver a esquivar tomar medidas para trasladar los restos del genocida Gonzalo Queipo de Llano de la basílica de la Macarena» en Sevilla.

Mulet, que tiene el récord de preguntas en la Cámara Alta, se refería a Queipo de Llano para recordar que «continúa vergonzosamente enterrado con todos los honores en la Macarena», y lanzaba su interrogante: «¿Qué medidas piensa adoptar el Gobierno al respecto?». El Ejecutivo de Pedro Sánchez daba la misma respuesta oficial que en marzo a la pregunta reiterada sobre las medidas para trasladar al general franquista, en el sentido de que «es la Consejería de Cultura de Andalucía la que tiene que iniciar el proceso».

El nuevo Código Penal: 4 años de cárcel para el que hable bien de Franco

La Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, aprobada en 2017, considera elementos «contrarios a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas aquellos realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial», recordaba en un comunicado el grupo Compromís.

Queipo de Llano fue clave en el alzamiento de 1936, especialmente en Andalucía, donde tomó Sevilla. Desde allí usó la radio como instrumento de guerra. Se le vincula con la muerte de Federico García Lorca y su sentencia final: «Dadle café, mucho café».

García Morato está considerado como el máximo as de la aviación española: 40 aviones enemigos derribados y comprobados, 12 probables, más de 1.000 horas de vuelo, 511 misiones de guerra y más de 140 combates aéreos. Con 35 años era todo un héroe del bando franquista.

Los 276 niños que los comunistas fusilaron en Paracuellos que no te contará la Memoria Histórica

A la pregunta sobre Queipo de Llano realizada en marzo por el senador valenciano, la respuesta fue que, en el supuesto de que la retirada de símbolos no se produzca voluntariamente, «la Ley dispone la creación de un comité técnico que elaborare una relación de los elementos que deben ser retirados o eliminados, correspondiendo a la Consejería competente en materia de memoria democrática la incoación de oficio del procedimiento para la retirada de dichos elementos». Posteriormente, el senador de Izquierda Confederal volvió a preguntar al Gobierno si iba a actuar «dentro de sus competencias contra la hermandad de la Macarena y la Archidiócesis de Sevilla por estar actuando contra la legislación estatal y autonómica», ya que en julio de 2016 el ayuntamiento hispalense reclamó tanto a la hermandad como a la Archidiócesis retirar la tumba de Queipo de Llano.

En esa fecha, con la abstención de Ciudadanos y el voto contrario del PP, el consistorio aprobó un acuerdo plenario que reclamaba precisamente que el templo de la hermandad de la Macarena dejara de acoger la sepultura.

En virtud de ese acuerdo, el ayuntamiento avisaba a la hermandad y a la Archidiócesis de Sevilla sobre el contenido de las leyes estatal y autonómica de Memoria Histórica y las obligaciones que derivan para los particulares y organizaciones privadas.

El Gobierno anuncia una nueva Ley de Memoria Democrática: la Fundación Francisco Franco, ilegalizada


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.