Última actualizaciónVie, 29 May 2020 7pm

Mediterráneo Digital | Historia

En pleno Estado de alarma: la izquierda presenta una ley para iniciar la demolición del Valle de los Caídos

valle caidos

Una iniciativa del Grupo de Izquierda Confederal –que integran las formaciones de Ada Colau e Íñigo Errejón– va más allá de la petición que hizo Podemos en 2018 para derruir la cruz del Valle de los Caídos y plantea la demolición completa de todo el complejo arquitectónico de Cuelgamuros. Cuestión de prioridades.

En plena pandemia por el Covid-19, el grupo parlamentario de Izquierda Confederal en el Senado aprovechó para presentar el pasado 21 de abril en el Registro de la Cámara una proposición de ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Franquismo y de la Memoria Democrática del Estado Español, cuyo artículo 27 recoge dinamitar el Valle.

El plan confidencial de Sánchez y Podemos para borrar a Franco de la Historia 

Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Mès per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Comú Podem) plantea en el texto, al que ha tenido acceso este periódico, la «resignificación de todo el complejo, eliminando toda expresión y connotación franquista» pero, en caso de «valorarse su escaso valor arquitectónico», después de una evaluación de «un comité de expertos creada para tal fin, se procederá a la demolición del mismo previa exhumación de todos los restos y entrega a los familiares». Expertos que pondrán ellos.

Podemos e Izquierda Unida piden dinamitar la cruz del Valle de los Caídos

La propuesta incluye «anular los convenios y acuerdos de gestión, administración o cesión de la titularidad y uso de todas las partes de este recinto firmados antes de la democracia y se gestionará en su caso como Patrimonio Nacional, de manera pública». Es decir, también desaparecería la Hospedería que gestiona la comunidad benedictina y que ofrece alojamiento y restaurante a los visitantes.

El articulado afecta directamente también a la Fundación Franco, por cuanto se insta a la «ilegalización inmediata» de las «asociaciones, entidades, fundaciones, etc., que conmemoren, justifiquen, exalten, enaltezcan el golpe militar de 1936, el franquismo o a sus dirigentes procediendo a su ilegalización inmediata».

El nuevo Código Penal: 4 años de cárcel para el que hable bien de Franco 

En la propuesta presentada a la Mesa del Senado, el artículo 28 recoge además los honores de ex dirigentes del franquismo, especificando que «ningún alto cargo, ministro, presidente del Gobierno ni el dictador mantendrá ningún título honorífico ni medalla de reconocimiento ni reconocimiento simbólico de ninguna administración pública». Asimismo, estipula que «deberán ser sus descendientes quienes se hagan cargo de sus sepulturas, no pudiendo estar estas en espacios de titularidad de la Administración General del Estado ni Patrimonio Nacional, ni correr con sus gastos de seguridad, ni mantenimiento».

Aboga la iniciativa de Izquierda Confederal por la «supresión de títulos nobiliarios concedidos desde el golpe de Estado de 1936» hasta 1977 «creados para figuras relevantes de la dictadura o en reconocimiento de la acción golpista y apoyo al régimen».

Francia rechaza retirarle a Franco la Legión de Honor: 'Es un Héroe de guerra'

Estipula el punto 3 de este artículo que las recompensas y condecoraciones policiales «serán revocadas en todos los casos de personas cuando quede acreditado que estas fueron concedidas por labores de apoyo al régimen y sus instituciones».

La propuesta de las marcas blancas de Podemos va más allá e insta en su artículo 7 a la creación de un «Organismo Estatal para el establecimiento de la verdad», es decir, una comisión de la verdad que tendría entre sus funciones «promover en los programas y currículos escolares el conocimiento de los valores que representan las víctimas del franquismo».

La izquierda exhuma a Franco, mientras rinde culto a los dictadores comunistas

Los promotores de esta ley consideran que la dictadura y sus políticas represivas se extendieron «hasta, al menos, las elecciones democráticas de 1977, cuando no hasta la promulgación de la Constitución de 1978», y establecen que su aplicación «se extendería a los sucesos acaecidos desde el 17 de julio de 1936 hasta el 6 de diciembre de 1978» y que todos los crímenes y delitos «cometidos durante el franquismo han de entenderse como crímenes de lesa humanidad y, por lo tanto, imprescriptibles».

MEDITERRÁNEO DIGITAL sortea 'Franco, el Juego', el juego de mesa PROHIBIDO por el Gobierno


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.