Mediterráneo Digital | Historia

Una historia de Cataluña para niños afirma que los catalanes fundaron el Imperio Romano

petita-historia-catalunya

La Plataforma No Hablamos Catalán, que lucha contra la imposición del nacionalismo en Aragón, ha denunciado públicamente el libro "Petita Història de Catalunya", de la editorial Mediterrània, dirigida al público infantil y financiada (como no) por el Departament de Cultura de la Generalitat.

Con texto de fácil comprensión e ilustraciones muy didácticas, obra de Pilarín Bayés, el libro explica a los más pequeños la historia de "su país". Sin embargo, como suele suceder con este tipo de publicaciones, cualquier parecido con la realidad es (casi) pura coincidencia.

En su primera página ya nos encontramos con un mapa en el que aparece el Imperio Romano Catalán y que, lógicamente, incluía los actuales territorios de Aragón, Navarra, sur de Francia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. Avanzando en la temporalidad, citan Ribagorza como "uno de los condados catalanes" .

En páginas interiores, nos explican, con todo lujo de detalles, el origen de la bandera de Cataluña, que no es otro que el que cuenta una leyenda en la que el protagonista, Guifré el Pilós (Wifredo el Velloso) "con los dedos manchados de sangre dibujó cuatro barras rojas encima del escudo de color amarillo. Así se explica el nacimiento de la senyera, la bandera de nuestro país (Cataluña)".

A medida que avanzamos en la lectura del librito descubrimos que "en el siglo XII el nombre de Cataluña ya se utilizaba en los documentos oficiales de la Corte Real" y cómo "el afán de poder del conde catalán (Ramon Berenguer IV) iba mucho más allá y para ampliar su dominio se casó con la princesa Petronila de Aragón, de manera que el Principado de Cataluña y el Reino de Aragón –situado justo al lado- compartieron rey".

También resulta curioso comprobar cómo "Cataluña se convirtió en una de las grandes potencias del Mediterráneo" y cómo Jaime I obtuvo una "victoria catalana" en la "conquista de Valencia". Además, "el rey Alfonso el Magnánimo conquistó Nápoles en el punto álgido de la expansión catalana".

Al seguir avanzando en la historia, nos enteramos que, según esta obra, "en el siglo XV existió el rey Fernando II de Cataluña y Aragón" y que en 1714, bajo el mandato de Felipe V, "se prohibió hablar catalán" y "Cataluña dejó de ser un Principado independiente para entrar a formar parte de España".

El libro, que llega hasta la edad contemporánea, finaliza con los anhelos del pueblo catalán de ser libre y volver a recuperar "su propia identidad". Ya lo saben: España nos ha robado hasta el alma. También en versión infantil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.