¿Sabía qué?... Gracias a la derecha los españoles cobramos pensiones

pensiones dignas

El Gobierno del conservador Eduardo Dato, aprobó e instauró en 1921 el primer seguro obrero de España destinado para que los trabajadores cobrasen una prestación económica al finalizar su vida laboral. La Ley del Retiro Obrero sirvió para frenar las revueltas anarquistas y radicales que estaba viviendo España, consiguió crear cierta paz y armonía social en unos años muy convulsos.

Cabe señalar que, mientras los socialistas sí apoyaron y votaron a favor en el Parlamento de esta medida impulsada por el Partido Conservador, los Anarquistas votaron en contra.

Esta Ley estaba dirigida a todos los trabajadores industriales con salarios anuales inferiores a las 4.000 pesetas de la época que hubiesen alcanzado los 65 años. La financiación se lograba con subvenciones estatales y cotizaciones sociales hechas por los empresarios.

Esto es lo que decía de manera literal aquella normativa.

"Se considera asalariados a los obreros, cualquiera que sea su sexo, su patrono, la clase de trabajo, agrícola, industrial o mercantil [...] La pensión de 365 pesetas al año, cobrable desde la edad de sesenta y cinco años de edad [...] a los mayores de 45 años se les formará un fondo de capitalización con las cuotas del patrono y del Estado, más los recursos extraordinarios para que puedan ser atendidos en su ancianidad [...] Los asalariados podrán aumentar su pensión, o anticipar la fecha del retiro, o constituir un capital-herencia con imposiciones voluntarias [...] La cuota media inicial que deberán satisfacer los patronos será de tres pesetas mensuales por obrero. La cuota del Estado será de 12 pesetas anuales por cada obrero [...] Los obreros que paguen voluntariamente las cuotas que señala el reglamento durante doce meses, al menos, sin interrupción tendrán derecho a que en caso de invalidez para el trabajo se les otorguen los beneficios del régimen de invalidez voluntario".

De hecho, después de la instauración de esta medida, se hizo popular un lema que decía "trabaja...para el seguro". Así nació el germen del actual sistema de pensiones de nuestro país.

Eduardo Dato, que presidía el Consejo de Ministros que aprobó el seguro obrero y creó el Ministerio de Trabajo, fue asesinado el 8 de marzo de 1921 por más de veinte disparos, en un atentado llevado a cabo por tres pistoleros anarquistas, desde un sidecar en marcha en la Puerta de Alcalá de Madrid.

eduardo-dato-alfonso-xiii


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.