Gitanos piden eliminar las calles y plazas dedicadas al Marqués de la Ensenada por 'racista'

Sexo Mercado

Historiadores no ven "razonable" la petición del pueblo gitano de eliminar el nombre del 'Marqués de la Ensenada' en las calles y plazas de España en protesta por haber llevado a cabo la llamada 'Gran Redada', con la que intentó exterminar al colectivo cuando era ministro de Fernando VI (en 1749).

Así se han pronunciado historiadores en declaraciones a Europa Press después de que representantes gitanos pidieran durante la semana pasada en el acto institucional de conmemoración del 'Samudaripen', el genocidio del Pueblo Gitano de la Segunda Guerra Mundial, que se eliminase el nombre de este político español de todas las calles y plazas y se ponga en su lugar los nombres de gitanos y gitanas "ilustres".

Honey Girls Club

En este sentido, el excatedrático de Historia de la Universidad de Navarra Agustín González-Enciso ha señalado que cada uno "luche por lo desee", pero que "no borre lo que ya ha ocurrido". "Luchar es legítimo y necesario, si se hace correctamente, pero no hay que borrar el pasado, el pasado está ahí. El pasado es imborrable. Nadie lo va a hacer desaparecer. Lo que hay que hacer es ganar el presente y el futuro, pero no borrar el pasado", ha asegurado.

Además, ha añadido que "absolutamente" no es "razonable" quitar el nombre de las calles "de nadie" por algo que se hizo "en una época muy lejana, que tenía una mentalidad completamente distinta". "Habría que analizar también con detalle cuál era el problema y, sobre todo, cómo se pensaba entonces", ha detallado.

En la misma línea, ha afirmado que si "sólo" hubiera sido una persona "claramente" dirigida a atacar a los gitanos, "evidentemente no sería una persona representante de nada". "Como otros gobernantes de la época hicieron una labor de gobierno espléndida en muchísimos campos en muchísimos aspectos. Y bueno, también tomaron otras medidas que hoy nos parecen no acertadas, pero que responden a la mentalidad de la época. No se puede andar borrando a la gente de la historia porque hizo algo que hoy ciertamente no aceptamos", ha defendido.

A su juicio, recordar esta cuestión "es una política equivocada". "Recordar los males que tu patria, tu raza, tu religión, tu identidad ha sentido en el pasado por puro revanchismo no tiene ningún sentido. Cabe recordarlo para decir que esto no ocurra (...), pero la política debería ser: vamos a ser un pueblo que se integre normalmente en la sociedad actual y vamos a pedir que aquellos elementos que puedan existir en nuestros días, si es que existen, que puedan llamar a la exclusión, que se supriman", ha señalado.

En este contexto, ha expuesto que no cree que hoy en día exista "ningún elemento que tienda directamente a excluir a un gitano". "Por lo tanto, aquello fue un mal recuerdo, una época de la historia y ahora, gracias a Dios, la comunidad se puede insertar en nuestra sociedad sin ningún problema, si quieren, los individuos que no lo quieran, pues como cualquier otro", ha matizado.

Por ello, invita a las personas a "vivir el presente" para "vivir incluidos en la sociedad" y "convivir", pero no a recordar "problemas" que existieron.

The Play Clubs

González-Enciso ha puntualizado que la defensa identitaria no se hace a base de quitarle el nombre de las calles de un político del siglo XVIII que no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo ahora.

Por su parte, el profesor de Historia de la Universidad CEU San Pablo Eduardo de Mesa ha señalado que esta petición puede ser "razonable" para los gitanos pero que un historiador no puede darles la razón. "Si nos centramos en ir analizando todos los personajes históricos e ir viendo lo que han hecho mal, pues nos quedaríamos sin calles", ha aseverado.

En este sentido, ha señalado que tendría que haber calles con nombre como "calle de la libertad, calle de la alegría o calle de la música". "Todas las personas tienen sus claros y tienen sus oscuros. No creo que sea como para quitarlo de las calles y plazas, más que nada porque así ningún personaje histórico podría aguantar, ni Julio César, ni el Marqués de la Ensenada, ni cualquier rey o gobernante de tiempos anteriores a los nuestros. Tienen cosas buenas y tienen cosas malas", ha defendido.

En la misma línea, ha destacado que "ningún personaje ha sido un santo que lo haya hecho todo bien". "Ni siquiera los santos, los reconocidos por la Iglesia católica, lo han hecho todo bien", ha asegurado.

'Es uno de los grandes ministros de la época'

Respecto a sus logros, De Mesa ha explicado que el Marqués de la Ensenada es uno de los "grandes propulsores" de la Armada de los Borbones, ya que fue el que inició una "serie de innovaciones" dentro del cuerpo que hicieron que consiguiese el dominio del Mediterráneo y la reconquista para los hijos de Felipe V de varios territorios en Italia, entre ellos, Nápoles y Sicilia.

También ha indicado que fue uno de los "grandes" ministros de la época que, por ejemplo, reformó la economía de Fernando VI. "Pasó de estar en bancarrota a tener superávit. Como historiador, yo no puedo tachar a una persona porque hiciera una cosa abominable como fue el intento de acabar con el pueblo gitano, porque hizo otras cosas buenas", ha sentenciado.

Archivan la denuncia de los gitanos contra MEDITERRÁNEO DIGITAL por un Delito de Odio

Autor: Europa Press

Últimas noticias

stop abolicion 300x100