El Ayuntamiento de Palma de Mallorca retira la calle Toledo de la ciudad por ser 'franquista'

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Toledo, Patrimonio de la Humanidad desde 1986, ciudad de la tolerancia, de las tres culturas, en la que han convivieron cristianos, musulmanes y judíos, capital del reino visigodo y capital del Imperio español con Carlos V, entre 1519 y 1561, ya no tendrá calle en la ciudad de Palma. Su Ayuntamiento, gobernado por el socialista José Hila con el apoyo de Podemos y Més per Mallorca, ha decidido quitar el nombre de la calle Toledo en aplicación de la Ley de Memoria Histórica que permite renombrar viales que hagan exaltación del franquismo. Ahora, esta calle pasará a denominarse calle de Rafael Valls en honor a un criptojudío del siglo XVII.

Tras conocer la decisión del Ayuntamiento de Palma, la alcaldesa de Toledo, la también socialista Milagros Tolón, ha expresado su malestar al alcalde de Palma de Mallorca, José Hila, y le solicitó que Toledo siga dando nombre a una de las calles de este municipio insular tras conocerse que el Gobierno local de esta localidad insular ha aprobado eliminar del callejero de la isla el nombre de la ciudad.

Tolón se ha dirigido de manera formal al primer edil de la ciudad para mostrarle su malestar ante la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Palma y le ha solicitado que el nombre de la ciudad de Toledo permanezca en el callejero de la isla.

La alcaldesa también se ha expresado en redes sociales, donde reafirmó que como toledana «quiero expresar mi descontento ante la decisión de retirar el nombre de Toledo del callejero de Palma», para añadir que «he propuesto a su alcalde que Toledo siga teniendo una calle en la capital balear como Ciudad Patrimonio de la Humanidad».

Asimismo, ha dicho que espera una comunicación oficial por parte del Ayuntamiento de Palma, con el fin de que se solvente esta decisión y Toledo, como Ciudad Patrimonio Mundial de la Unesco, mantenga su nombre en el municipio insular.

El argumento de Palma para retirar el nombre de Toledo a una de sus calles es que este nombre se propuso en recuerdo de una batalla de la Guerra Civil: «Es un nombre franquista puesto para ensalzar la gesta del Alcázar de Toledo, durante la guerra de 1936», una decisión basada en un censo de simbología franquista hecho por la secretaría autonómica de Memoria Democrática y Bon Govern.

A última hora, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha anunciado en sus redes sociales que ha propuesto al Ayuntamiento de Palma que se dedique una calle a Toledo como Ciudad de la Tolerancia, de las Tres Culturas y Patrimonio de la Humanidad.

El Ayuntamiento de Palma edita su programa de fiestas en catalán ¡y en árabe!

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.