El Yoyas relata el calvario que está sufriendo por no ver a sus hijos

Nirvana

Carlos Navarro, más conocido por el Yoyas en los mentideros televisivos, ya cumple condena en el penal de Brians 2 de Barcelona, tras permanecer fugado de la justicia durante casi dos años. El excolaborador cumple así, desde el módulo de reos por violencia de género, con la condena impuesta por el juez de cinco años y ocho meses por malos tratos a su expareja, Fayna Bethencourt.

Solo unos días después de su entrada en prisión, Navarro se ha pronunciado acerca de su estado de ánimo presente y su futuro más inmediato enviando una misiva a un programa de televisión de máxima audiencia, en concreto el programa TardeAr capitaneado por Beatriz Archidona durante las vacaciones de Ana Rosa Quintana, en respuesta a una toma de contacto por parte del equipo del espacio televisivo.

Honey Girls Club

Más allá de mostrar sus emociones en la carta, ha llamado la atención la inquietud del preso acerca de su futuro entre rejas: "Aún es pronto para saber cómo estaré aquí porque la condena es elevada. He hablado con el psicólogo y la asistenta social y me decían que lo mío era para un tercer grado directo, pero claro, si hubiera entrado el primer día", unas palabras en las que se atisba cierto grado de arrepentimiento por haberse fugado pero ninguna petición de perdón por el daño causado a la víctima.

Tratando de justificar determinadas carencias hacia sus hijos en el pasado, el Yoyas apuntaba directamente a la depresión que, según él ha padecido durante años: "En 2017 tenía a mis hijos que cuando me decían de hacer actividades, no podía. La depresión no me dejaba actuar, y con esta condena y quitándome la patria potestad, yo doy por perdida la relación con mis hijos". Unas palabras de lamento en las que nuevamente, el arrepentimiento por los hechos de la condenan.

No solo eso, en su particular discurso epistolar ha habido lugar para unas palabras referidas a la madre de sus hijos que muchos han interpretado como un auténtico dardo para la víctima: "Les quitó los teléfonos para que no hablara con ellos ni los escuchara hasta noviembre de 2020, fecha del juicio. Ahora ya no me esperan, y creo que nunca me esperarán, ese es el desgarro. Eso sí, tengo apoyo de mi familia y sin ellos, lo demás no importa"

Como era de esperar, las palabras del reo recibían respuesta de inmediato por parte tanto de la presentadora como de los colaboradores. Si Manuel Marlasca reseñaba la falta de empatía de Navarro al hablar de condena alta sin tener en cuenta la condena personal de la víctima, Archidona recordaba el motivo por el que, en ocasiones, los jueces apartan a los condenados de sus hijos: "Se suele apartar de los maltratadores de sus hijos porque se puede dar el caso de que ese modelo de comportamiento sea un ejemplo para ellos y para evitar que los niños sufran episodios de depresión y ansiedad".

El Yoyas en la cárcel: 'Si lo llego a saber, vengo antes. Se come mejor aquí que en un hotel'

The Play Clubs
Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias