Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

La gente empieza a morir por drogarse con la nueva 'cocaína rosa'

cocaina rosa

La llaman "cocaína rosa" pero no es cocaína. Es una droga sintética variante de la anfetamina que provoca efectos de euforia y de alucinación según el consumo que se haga. Esta semana pasada la Guardia Civil ha confiscado un kilo y medio en Huesca -la mayor aprensión que se ha hecho nunca en España- y han alertado que es una droga que se está extendiendo por el Estado. Incluso han avisado de que se ha detectado que en Cataluña y en Valencia se ha disparado el consumo en algunos tipos de fiesta.

La policía todavía no ha encontrado en España ningún laboratorio donde se fabrique y se cree que esta droga, igual que la cocaína, llega desde Colombia. No es la primera vez que se interviene "cocaína rosa" -también conocida como tucibí, Nexus, pantera rosa o Eros- en España y hasta ahora se había asociado, por su alto precio, a fiestas en espacios de alto nivel adquisitivo pero la Guardia Civil alerta que ha bajado el precio —hecho que hace pensar que hay más- y que ha llegado a fiestas de estilo más popular como las raves, sobre todo, en la zona de Cataluña y Valencia.

La droga no es nueva. El año 2000 ya se detectó pero no acabó triunfando y es ahora cuando sí que empieza a hacer furor. La "cocaína rosa" se hace con un derivado de las anfetaminas combinado con mescalina, que generan unos efectos muy potentes. Se puede consumir vía oral o nasal, está vinculada también a contextos sexuales y su mecanismo de acción estimula los neurotransmisores de dopamina, adrenalina y noradrenalina.

[Gana 12,7 millones de euros en la Lotería y se los gasta todos en putas, coches, drogas y alcohol]

Una droga con historia

En Colombia un químico consiguió hacerse con la receta de este producto y fabricó millones de dosis -se pueden tomar con pastillas, con polvo o en cápsulas- hasta el punto que la policía lo bautizó como Alejo Tucibí (2CB). La recuperó de la que había creado Alexander Shulgin el año 1974 en los Estados Unidos. Ahora la receta se ha internacionalizado y ha llegado a muchos puntos del planeta. El precio ha bajado y la droga empieza a triunfar. La policía no descarta que haya un laboratorio en marcha en España, pero hoy en día todavía no ha caído.

Lo que sí que se ha podido confirmar es que en ambientes de rave de música electrónica es fácil encontrar este tipo de droga que puede llegar a tener un precio ahora ya similar al de la cocaína, a 60 euros el gramo. Los últimos años el precio era mucho más alto y se habían llegado a pagar 100 euros por gramo. 

[Un gitano detenido con 482 kilos de cocaína en el coche, alega que es para 'consumo propio']

No deja rastro a las pruebas

La misma Guardia Civil explica que los efectos de esta "cocaína rosa" son más largos en el tiempo y mucho más potentes. Pero no hay pruebas que puedan demostrar que, al contrario que otras drogas, provoque adicción, un hecho que también permite a sus consumidores consumos más elevados sin peligro a quedar enganchados.

Y todavía hay una cosa más interesante: no da señales de consumo en las pruebas de drogas, como sí que pasa con la cocaína o la marihuana. Pero no todo es bueno. Esta droga sintética es muy peligrosa y agresiva para el cuerpo humano.

[Llegan los Highsexuales: heteros que se vuelven gais cuando van drogados]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.