Última actualizaciónMar, 07 Jul 2020 7pm

Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

La feminista Elisa Beni, a favor de la libertad de los argelinos de 'La Manada de Bilbao'

 elisa beni la manada

La hipocresía progre renueva episodios todos los días. Esta mañana en el programa 'Espejo Público', de Antena 3 Televisión, la periodista Elisa Beni, auto reconocida y proclamada feminista, mostró su contento con la liberación de los presuntos violadores, de nacionalidad argelina, de La Manada de Bilbao. No podemos dejar de preguntárnoslo, ¿se hubiera alegrado igual esta señora de haber sido ella la supuesta víctima del abuso sexual? ¿Hasta dónde llega la estupidez humana para que una mujer apoye la liberación de supuestos violadores en masa de una igual?

Desde que se expusiera públicamente el sonado caso de La Manada de Pamplona en 2016 y su sentencia definitiva, casi dos años después con sus miembros bajo las rejas, las denuncias por lamentables casos similares se han incrementado. La viralización de la condena social, previa a sentencia, de los jóvenes que terminaron siendo declarados culpables, resucitó la interminable discusión entre la defensa de la presunción de inocencia y la condena pública por el aberrante delito.

Dejan en libertad a 4 de los argelinos de La Manada de Bilbao y salen entre risas: '¡Buena fiesta!'

La incoherencia representada en un medio de comunicación ‘hegemónico’

En el magazine matinal de Susana Griso, ‘Espejo Público’, se abrió el debate entre los colaboradores de la mesa sobre la decisión de dejar en libertad provisional y con cargos a cuatro de los seis detenidos de la supuesta agresión sexual en Bilbao. Un hecho que no sólo conmocionó nuevamente a la sociedad española por la huella de lo que sucedió en Pamplona, sino también por la liviandad y protección mediática para con los agresores, todavía inocentes y a la espera de sentencia judicial.

Esta protección desde los medios de comunicación que manipulan la información bajo el estandarte de defender ante todo los derechos, parece no extenderse al deber de compartir la información y a no ocultar la verdad. Elisa Beni, conocida periodista y colaboradora del programa, tuvo una postura muy firme y criticada. Para ella, la decisión judicial de liberar a los presuntos agresores y la protección de sus datos personales como su nacionalidad, que por cierto, es argelina, responde a un respeto al propio procedimiento. ¿No es acaso contrario a la ideología feminista que una mujer esté protegiendo a unos presuntos agresores sexuales sólo por no quedar públicamente expuesta como xenófoba?

Se pone nerviosa, reconoce que los violadores son argelinos y se disculpa '¿no tendría que haberlo dicho?'

La obviedad de la diferencia de criterio ‘feminista y progre’ 

Aun así, la periodista fue muy contundente allá por 2016, cuando públicamente pidió la encarcelación de los, todavía no juzgados, miembros de la Manada original. La polémica sobre la postura de Beni se desató, sobre todo, en redes sociales, donde la periodista y colaboradora habitual del canal Antena 3, se encargó de responder y señalar a todos aquellos que le reclamaban su postura tan contundente con los presuntos violadores. Twitter fue el lugar elegido para ‘aclarar’ su postura y rebatir a aquellos que la señalaban de incoherente.

La hemeroteca no perdona y los archivos tampoco, y es que la periodista ya fue protagonista durante todo el conocido caso del 2016 que traspasó las fronteras nacionales y llegó a los medios internacionales. Elisa Beni fue contundente al abordar el caso de la Manada de Pamplona, la original. A la colaboradora no le tembló la voz a la hora de sentenciar y condenar a los implicados en la causa aún no habiéndose conocido la sentencia judicial definitiva.

La Manada de Manresa: ¿por qué las feministas y los medios callan cuando son extranjeros?

Los twitteros por su parte, respondieron desenmascarando la postura de la referente del feminismo periodístico y ella se hizo eco de los hechos. Como bien se expuso públicamente en la conocida red social, la diferencia de criterio, aparentemente fundamentada, según ella misma, reside en la firmeza de las pruebas contundentes que había en el caso de la Manada de Pamplona y lo endebles que de momento, parecen las del caso de la Manada de Bilbao. Esta doble moral o doble vara, sin embargo, no llama la atención. La periodista feminista y progre ha demostrado que la dictadura de la ideología que profesa supera cualquier delito siempre y cuando sea de extranjeros, por supuesto.

EXCLUSIVA. El 86% de todos los detenidos por violencia de género NO son españoles

La defensa a ultranza de la inocencia de los supuestos violadores del último caso conocido de agresión sexual, de la ya denominada Manada de Bilbao sin duda pone los pelos de punta. ¿Por qué se protege desde los medios a quienes cometen delitos si su nacionalidad no es española? ¿Acaso no es igual de grave y aberrante el delito per se y la nacionalidad de quienes lo cometen debería ser un dato más? ¿La dictadura progre entra en contradicción cuando dice defender los derechos individuales pero sólo cuando tienen DNI extranjero? Una vez más la dictadura progre es quien decide deliberadamente y bajo un criterio bastante superfluo e inestable quién es criminal y quien no. Bajo un discurso protector de la no discriminación o no xenofobia, hay sujetos que infringen la ley española y que siguen sin padecer la justa condena.

Los progres linchan a Iker Jiménez por denunciar la censura de los medios con la inmigración


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.