• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Nacionalismo y coacción
        Miércoles, 06 Marzo 2019
        La anunciada sucesora de Inés Arrimadas como presidenta del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el hemiciclo del...
      • Andy Herrera

        Andy Herrera

        
        IMAGE
        Andy Herrera
        La normalidad del imbécil
        Martes, 05 Febrero 2019
        La definición de normalidad ha ido variando a lo largo de los años hasta situarse hoy en día en un punto...
      • David Enguita

        David Enguita

        
        IMAGE
        David Enguita
        Las ignorantes y radicales unidas por el 8M
        Viernes, 08 Marzo 2019
        Un año más llegamos al 8 de marzo sin tener claro que se debe reivindicar y que es lo que se tiene que conquistar. No...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Los homenajes a etarras, un ejemplo más de odio
        Viernes, 15 Marzo 2019
        El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha registrado 196 actos de enaltecimiento de ETA en el País Vasco en...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        El Autoproclamado
        Martes, 12 Marzo 2019
        El Nacional, cuya diseñadora gráfica ha sido por años Karmele Leizaola, tía de Jone, premio especial de periodismo,...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Las claves del 28 de abril en España
        Domingo, 17 Marzo 2019
        El pasado 15 de febrero el gobierno español anunció elecciones anticipadas para el próximo 28 de abril. Fue tras...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Día de la Mujer - Del feminismo a la androfobia
        Domingo, 10 Marzo 2019
        Es curioso que todas las locas que berrean los derechos de las mujeres defiendan el uso del pañuelo moro que simboliza...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        La gran deuda de España con Guinea Ecuatorial
        Jueves, 21 Marzo 2019
        Desde el día en que España abandonó a Guinea Ecuatorial, al proclamarse la independencia, la República Francesa se...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        David Olmo Nordbeck o la lucha y el amor por un hijo
        Domingo, 17 Marzo 2019
        Hace tiempo me fijé en un hombre rubio que no fallaba en ninguna de las concentraciones en favor de la custodia...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Los idus... de abril
        Jueves, 21 Marzo 2019
        El próximo mes de abril puede ser el fin de la carrera político de Pedro Sánchez, el enterrador del PSOE, y fundador...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

Diario de una feminista disidente: porqué no asistiré al 8M

8m huelga

Por qué, como feminista disidente, no asistiré al 8M.

8 de Marzo, día de la Huelga Feminista.

Cuando nació, el 8M era una fecha de rebelión. A las mujeres nos faltaban muchos derechos por conquistar. Tanto, que asistir a una manifestación a favor de la mujer era peligroso y arriesgado. Hoy, en cambio, parece que lo peligroso y arriesgado es decir que no asistirás. 

Yo, personalmente, antes de ser feminista disidente he acudido varios años al 8M, admito que sin leer siquiera el manifiesto que se presentaba ni saber las razones por las que estaba luchando allí. Pero ahí estaba yo, con mis mechas azules gritando desde “Patriarcado y capital, alianza criminal” a “Polla violadora, a la licuadora”.

Y año tras año, el 8M crece más. Este año hemos visto que incluso los perfiles de RRSS de las Fuerzas de Seguridad del Estado se suman con su apoyo, cambiando la apariencia de sus perfiles y dándole un toque feminista. Los partidos políticos (menos VOX) no han sido menos mostrando su apoyo, haciendo de paso precampaña para intentar llevarse el voto femenino a su terreno.

Al ver a tanto perfil oficial apoyar abiertamente el 8 de marzo, he decidido empaparme de la motivación de ese apoyo, leyendo dos manifiestos: el de la huelga feminista y el de la Asamblea Feminista de Madrid, en los que se enumeran, justifican y exponen las diferentes razones y reivindicaciones de la huelga feminista del 8 de marzo.

Tengo que admitir que al principio engancha. Al inicio las feministas nos cuentan que “La huelga es de todas, la construimos entre todas para que cada una de nosotras pueda participar y tenga su espacio en la huelga feminista”. Suena bonito, ¿verdad? Hasta que en el siguiente párrafo ya empieza a acotar un poco ese “todas”, diciendo que “somos un movimiento internacional diverso que planta cara al orden patriarcal, racista, colonizador, capitalista y depredador del medio ambiente”. O, en otras palabras, que si no tienes su ideología ni te molestes en aparecer.

Ellas se manifiestan contra la justicia patriarcal, cuando en nuestro código penal se castiga con más dureza la violencia contra la mujer, que la violencia contra el hombre. Nos hablan también de que las mujeres somos víctimas de violencias institucionales, del sistema sanitario, de los servicios sociales y de los cuerpos de seguridad. Tuve que revisar varias veces si estaba leyendo el manifiesto de España, porque no me creo que estemos hablando del mismo país. ¿Violencia institucional, sanitaria, social…? ¿Qué coño es violencia sanitaria? ¿No te dejan comprar ibuprofeno, loca del coño?

El manifiesto también pone el grito en el cielo por la famosa “cultura de la violación”: “Porque nos violan los hombres, para mostrar a otros hombres su masculinidad dominadora y violenta”. Claro, haciendo memoria todos sabemos que cualquier hombre que haya crecido en España sabe que las cosas son así. Si no violas tu entorno nunca te va a tomar en serio, y una noche tonta de demostración de masculinidad la tiene cualquiera. No pasa nada. Vivimos en un (cishetero)patriarcado en el que una violación no tiene ninguna consecuencia penal.

Y sigue el manifiesto dando más motivos a mi disidencia feminista: “Porque muchas mujeres estamos privadas de libertad por un sistema penal que es patriarcal, racista y clasista”. Sí, efectivamente. Hay que manifestarse porque hay mujeres encarceladas por cometer delitos y ser juzgadas por ello en un tribunal imparcial en un sistema de derecho con presunción de inocencia.

Y, como no, hay que manifestarse, como dicen ellas, “Para una educación afectiva-sexual que incluya las diversidades sexuales sin estereotipos y las identidades y/o expresiones de género. Para formar a los niños y niñas contra unas masculinidades violentas, posesivas y dominantes, excluyendo los tópicos del amor tóxico-romántico.”  Pues mira, chica, yo he crecido sin asignaturas afectivo-sexuales y de momento no me he follado ninguna cabra. Pero bueno, quizá yo sea una excepción y haya que incluir en preescolar una asignatura de cómo masturbarse “con sororidad”.

Otra motivación genial del manifiesto es “Para que la seguridad de los espacios públicos se conciba desde una perspectiva de género y no mediante el incremento de la presencia de la policía”. Y claro, todos estaremos de acuerdo en que frente a un alerta nivel 4 de ataque terrorista, la perspectiva de género es lo más efectivo.

Y, en un alarde de coherencia, añaden al manifiesto una petición por el cierre de los CIEs, ya que ningún ser humano es ilegal. Y, mi última neurona superviviente tras leer este manifiesto no sabe ni qué decir. Esto no solo no tiene nada que ver con el feminismo, sino que además va contra la mujer dado que en lo que llevamos de 2019 ha salido por lo menos un caso diario de acoso, violación, violación grupal, etc. A manos de inmigrantes. Abrir las fronteras es hacer más insegura la vida diaria de las mujeres.

Así que, después de leer este manifiesto, encuentro mil razones para no asistir a la huelga convocada el 8 de marzo. O quizá vaya, pero para echarme unas risas… de las no disidentes.

Gema Sanz
Feminista disidente

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.