Un hombre se deja los testículos enganchados en un burladero
Última actualizaciónVie, 21 Feb 2020 8pm

Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

Un hombre se deja los testículos enganchados en un burladero

toro cogida

Las fiestas de la localidad navarra de Falces han dejado una insólita y dura imagen que no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales. Durante la conocida como suelta de vacas posterior a uno de los ocho encierros que se han celebrado en el municipio, un hombre sufría una cornada en el escroto y se dejaba los testículos enganchados en el burladero, una de las vallas de madera que se utilizan para protegerse de los animales. Según informa Navarra.com, la víctima tuvo que ser trasladada de urgencia al Complejo Hospitalario de Navarra para ser operado.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado durante la suelta de vacas posterior a uno de los encierros celebrados en Falces. Alain Henares estaba como jefe de lidia -responsable del evento- en ese momento y comprobó como un hombre "bebido" y muy "pasado" no paraba de meterse en un burladero en el que no podía estar, ya que está reservado solo para los encargados de controlar el encierro. Henares lo echó del refugio hasta en dos ocasiones, desoyendo el individuo sus advertencias.

Choca contra un ciervo mientras le hacían una felación y su mujer le muerde el pene

En un momento dado, una de las vacas que participaban en el encierro embistió con fuerza la valla detrás de la cual se refugiaba el hombre, metiendo el cuerno dentro de ese espacio y enganchando al individuo por el escroto, informa el mismo medio. Tras recibir el aviso de que se había producido una cornada, el jefe de lidia acudió al burladero y vio como el hombre estaba medio agachado tapándose con las manos la entrepierna y como había un poco de sangre en el suelo.

Huevos rajados

Sin embargo, no fue hasta que se llevaron al hombre camino de la ambulancia que Henares comprobó que el individuo tenía los "huevos rajados". Según señala, la cornada se debió producir cerca del burladero y al "pegar la vaca ahí", los testículos de la víctima se debieron quedar enganchados en la valla. En la dura fotografía que acompaña estas líneas y que ya ha empezado a circular por algunos grupos de WhatsApp se puede ver parte del escroto del hombre todavía pegado en la madera, confirmando así el testimonio de Henares.

testiculos burladero

“Lo que se ve en la imagen es solo la piel. El hombre llegó entero a Pamplona con los dos testículos”, indica el responsable de la DYA en Falces, José Manuel Merenciano, desmintiendo así que el herido hubiese sufrido la amputación de uno de los testículos.

Esto sí que es una cogida de cojones.

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.