Arte y cine de terror en la Era Digital

peliculas-terror

La evolución del cine de terror fue de la mano del cine mismo. Sin adscribirse al género propiamente, ya en 1896 los espectadores corrían despavoridos de las salas mientras veían La llegada del tren de los hermanos Lumière, donde no aparecía más que eso precisamente, la llegada de un tren. Sus contemporáneos no estaban familiarizados, lógicamente, con algo que era completamente nuevo, y creían que los vagones iban a salir literalmente de la pantalla.

Aquella fue la época de películas de culto para el género y para el cine en general, como el Frankstein de J. Searle. Años después, basada en la historia original de Bram Stoker, Drácula, F. W. Murnau creó a su Nosferatu, que permitió una nueva mirada al movimiento del expresionismo alemán. Junto a otros títulos como El gabinete del doctor Caligari, el espectador puede ser testigo de un estilo tendente a transformar la realidad de una forma expresiva, con decorados o maquillajes distorsionados.

Mucho ha llovido desde entonces y el cine de terror vivió sus transformaciones según corrían las décadas de los 50, 60 y 70, según se desarrollaba la Guerra Fría y se terminaba el siglo XX. La tendencia en estas dos primeras décadas del siglo XXI parece ser la creación de remakes, la revisión de éxitos del pasado que funcionaron más o menos bien, a los que se aplica la tecnología, la estética y la narrativa actual. Desde La matanza de Texas en 2003 hasta It, que podremos ver en 2017, muchos y muy significativos son los ejemplos: Halloween, Los niños del maíz, Pesadilla en Elm Street, Carrie, Poltergeist...

Mejores películas de terror

Cada cual hace su recopilación del mejor cine de terror, como en el caso mispeliculasdeterror.org. En su lista de 30 títulos, el repaso comienza por Eden Lake, que consideran mantienen en tensión al espectador desde el principio hasta el fin. Además, dicen, cuenta con un final espeluznante. Para ellos, entre las mejores películas de terror de la historia se encuentra también Los Otros, dirigida por el español Alejandro Amenábar y protagonizada por Nicole Kidman.

El cine contemporáneo, desde luego, nos ha dejado películas escalofriantes como La Señal, habiendo quien todavía se encoge cuando suena el teléfono fijo (lo que puede deberse a que el auge de los teléfonos inteligentes ha hecho que suene poco).

Sean cuales sean las favoritas de cada cual, sí es cierto que el cine de terror merece que el espectador ponga de su parte para asistir a toda una experiencia sensorial. Sugerimos, por ejemplo, los auriculares in-ear, que se colocan dentro de la oreja, es decir, son intrauditivos. Además de cómodos, los cascos in-ear destacan por la calidad de sonido, lo que facilita que el espectador pueda meterse de lleno en la película. Así pues, para disfrutar los in-ear son los más usados.

Las finalidades que el cine persigue

El cine no solo aporta la satisfacción de ver una película entretenida en un entorno concreto, como en una sala con olor a palomitas o en un domingo lluvioso en casa. No hay nada más motivador que una película que esté basada en el deseo de superación personal de su protagonista. Ejemplos clásicos son Rocky, Invictus, Hombres de honor o Forrest Gump.

El cine también invita a la reflexión en torno a una temática concreta, sobre la que un director decide poner el foco. La propia Forrest Gump puso de manifiesto la discriminación que pueden sufrir las personas con discapacidad psíquica y/o física. Para pensar en cómo las pequeñas acciones pueden cambiar el mundo está Cadena de Favores, y para incidir en la importancia de los valores educativos y poner en valor la figura del profesor por vocación, está El club de los poetas muertos.

Las buenas películas quedan para la historia porque, además de buenas interpretaciones e historias, suelen tener buenos guiones. Las Frases de películas pueden resultar inspiradoras, pero las frases célebres de películas pueden cambiar el día a día de alguien.

No solo Séptimo Arte

El cine es una manifestación cultural más, y la cultura está íntimamente relacionada con el desarrollo porque pone en valor la diversidad, ayuda que las comunidades se integren, es un factor de cohesión en medios de las desigualdades económicas.

Todo esto fue puesto de manifiesto por Amartya Sen, premio Nobel de Economía en 2008. Además, la cultura forma parte de la seña de identidad de un país. La literatura, la música o las bellas artes contribuyen también al enriquecimiento personal individual.

Pese a lo anterior, otros campos son considerados prioritarios en tiempos de escasez, lo que deriva en menos presupuesto público en este ámbito. En España, por ejemplo, fue muy criticado el llamado IVA cultural, que promovió incluso la unión de asociaciones en una plataforma que pretendía hacer presión conjunta.

Frente a estas arremetidas, persisten como pueden quienes, de forma altruista o no, tratan de divulgar y poner en valor diversas manifestaciones artísticas. Siguen perviviendo los teatros o los viejos cines, sigue habiendo mecenas que apuestan por un proyecto concreto que ven prometedor o galerías de arte que continúan teniendo gran relevancia en los circuitos mundiales de compra y venta de arte.

Hay familias enteras que, durante generaciones y generaciones, han ido desarrollando sus actividades profesionales en el campo de la cultura, ganándose el respeto de su comunidad, como los Kreisler. Su historia se remonta a 1965, cuando inauguraron su galería en el 19 de la madrileña Serrano, con tanto éxito que, cinco años después, abrieron una nueva sucursal en Lexington Avenue, en Nueva York. También desde Barcelona y desde Miami, Galerías Kreisler ha tratado de promocionar la pintura española en Ferias de Arte de todo el mundo, algunas de ellas muy prestigiosas.

Adaptándose a los tiempos, en 2015 se inauguró la plataforma KreislerArt en internet, desde donde se venden obras de arte a las que puede acceder cualquier usuario con conexión. La idea era bastante novedosa, pero el éxito también radica en la posibilidad de buscar por filtros, según lo que el usuario esté buscando. Así, se puede encontrar una obra grafica original en función de la categoría, el color, la técnica, el estilo, la localización, el precio, el soporte o la orientación que más convenga al comprador.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.