Última actualizaciónSáb, 06 Jun 2020 1am

Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

Congreso independentista en Montblanc: Cervantes, Colón y Santa Teresa eran catalanes

catalonia

El Mundo | Si países como Italia y Portugal se disputan el origen de Cristóbal Colón, Cataluña no podía ser una excepción: Montblanc (Tarragona) acoge hasta el martes la II Universitat Nova Història, foro en el que se somete a debate la presunta manipulación de España de la figura del descubridor, navegante catalán de noble cuna cuyo verdadero nombre fue Joan Colom i Bertran, según algunos de los 15 ponentes que participan en el programa.

El revisionismo histórico que se propone estos días en Montblanc va mucho más allá de Colón; el Institut Nova Història (INH) -promotor de las jornadas con el apoyo económico del Ayuntamiento de Montblanc, cuyo alcalde, Josep Andreu (ERC), presidió el acto de apertura- defiende la ascendencia catalana de autores icónicos de la literatura española como Miguel de Cervantes, Teresa de Ávila o el anónimo creador del Lazarillo de Tormes (Joan Timoneda).

Incluso, se proyectará el documental Desmontando a Leonardo, que relaciona al genial Da Vinci con la Corona de Aragón y el Monasterio de Montserrat.

Jordi Bilbeny es el director de investigaciones del INH y alma mater de un congreso que pretende arrojar luz sobre la -en opinión de los organizadores- falsificación de la historia de Cataluña y la conspiración del Estado español al apropiarse de hitos tan universales como, por ejemplo, el descubrimiento de América.

Bilbeny sostiene que Colón parte de Pals (Gerona) y no de Palos de la Frontera (Huelva). «Tanto el primer viaje como la posterior conquista fueron empresas organizadas, financiadas y protagonizadas por la Corona catalana; posteriormente el Estado español censuró y manipuló todo tipo de documentos y ocultó la catalanidad de los protagonistas -no sólo Colón, sino Juan de la Cosa, Amerigo Vespucci, Hernán Cortés, Bartolomé de las Casas...- para apropiarse del dominio colonial».

Conferencias, mesas redondas, proyecciones y presentaciones de libros como El Quijote borró a El Quixot, de Lluís María Mandado, abundan en la idea de que las más altas cotas de la literatura castellana son en realidad traducciones del catalán. Miguel de Cervantes sería, en realidad, Joan Miquel Servent, de linaje valenciano-catalán, con casa en Barcelona y familia en Jijona. Álex Sendra, a partir de los errores de traducción de Tirante El Blanco (1511), llega a la conclusión de que el Siglo de Oro, El Quijote, El Lazarillo de Tormes, La Celestina, obras de Lope, Santa Teresa... «fue escrito en catalán».

«Puede sonar extravagante, pero no nos inventamos nada, como nos acusan nuestros detractores... Al contrario, aportamos centenares de pruebas y estamos convencidos de que, a la larga, nuestra interpretación será aceptada; el sarcasmo y el desprecio ya forman parte de nuestro bagaje intelectual, pero en el fondo no es más que una postura cobarde y poco científica de una parte -afortunadamente pequeña- de la intelectualidad».

>>>>>  El Mundo | Colón, Teresa de Ávila y Cervantes, catalanes


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.