Tratamientos disponibles en España para tratar la calvicie

Todos los días perdemos alrededor de 100 cabellos; pero cuando crecen de nuevo esta cifra carece de importancia. El problema surge cuando la caída de cabello es mayor y la capacidad de regenerar nuevo cabello se pierde. A esto se le conoce como calvicie, y es un problema cada vez más frecuente; por eso, te mostramos las opciones para acabar con la calvicie.

Injertos para tratar la alopecia

España es uno de los países con más problemas de alopecia o caída anormal del cabello. Uno de los tratamientos en boga son los trasplantes de pelo, terapia que logra más del 90 % de éxito al tratar la calvicie. En Samson Soluciones Capilares encuentras asesoría personalizada para elegir un injerto capilar de calidad, mínimamente invasivo y con resultados óptimos.

Una de las técnicas de trasplante capilar más usadas se lleva a cabo al extraer unidades foliculares presentes en zonas del cuero cabelludo donde no haya calvicie. Luego, se realiza el injerto de estas unidades foliculares en la zona con alopecia. Con la técnica FUE se ha logrado un aspecto más natural, sin que se note la intervención.

Los microinjertos y miniinjertos también han supuesto una línea de tratamiento efectiva para la alopecia. Estos procedimientos resultan sencillos y no requieren de hospitalización. Por supuesto, es importante que sean realizados por profesionales. De esta manera, se logra un aspecto estético no solo en cuero cabelludo, sino en otras partes del cuerpo con alopecia.

Ahora bien, la Academia Española de Dermatología y Venereología asegura que la ciencia ha encontrado hasta 100 tipos diferentes de alopecia. Entonces, lo que conviene para una persona quizás no sea útil para otra. Determinar la causa del problema es fundamental para elegir el tratamiento ideal. Pero, además del injerto, hay otras líneas terapeutas para acabar con este problema.

Otras líneas de tratamiento para la calvicie

Existen otras opciones terapéuticas recomendadas por especialistas en dermatología. La elección dependerá de cada caso en particular; tanto el especialista como el paciente decidirán cuál es el método más conveniente y adecuado.

Los fármacos en presentación tópica y oral se han estudiado para mejorar la calvicie. Por ejemplo, la línea de inhibidores de la 5-α- reductasa ha mostrado eficacia al tratar la alopecia, pero solo en hombres. Estos medicamentos no pueden usarse en mujeres, mientras que los tratamientos de injertos pueden aplicarse en cualquier género.

En calvicie femenina se ha usado Minoxidil. Este es un medicamento que se administra de manera tópica, es decir, a través de la piel. El mecanismo de su acción es favorecer la circulación sanguínea, lo que contribuye a folículos pilosos más saludables. Sin embargo, su tasa de efectividad se acerca al 60 %. Estos datos han de considerarse al elegir un tratamiento.

 

La calvicie es un problema que no respeta géneros, que genera ansiedad y puede mermar la autoestima de una persona. Por eso, cada vez más personas se interesan en buscar tratamientos que sean efectivos. Por los resultados que se obtienen, parece que los injertos capilares cobran mejor posición, aunque no son la única línea terapéutica para acabar con la calva.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.