Cómo Funciona un Termostato y Cuál es el Mejor

Dentro del ámbito de la regulación ambiental inteligente y la eficiencia energética el control de la temperatura ambiente es una de las tareas más complicadas que existen. Delante de este desafío, necesitamos un programador de calefacción, así que necesitamos lo que se conoce como termostato o un crono termostato. El problema viene en el momento de elegir el dispositivo adecuado para ajustar la calefacción. ¿Cómo debemos escoger el mejor termostato para nosotros?

A diferencia de países del Norte, como pueden ser Noruega, donde tienen la costumbre de no apagar el control termostático de la calefacción en todo el año, en el mediterráneo si se suele apagar según la temperatura. Eso es así debido a que en los países mediterráneos se pueden sufrir variaciones de temperatura más bruscas entre la noche y el día, además de entre las diferentes estaciones del año.

¿Qué es un termostato?

Un termostato es un aparato pequeño que se utiliza para gestionar el sistema de calefacción o refrigeración. El fin de esto es mantener encendido el sistema sólo cuando sea necesario, en caso contrario no. Son sistemas de control que tienen su funcionamiento basado en cerrar o abrir un circuito eléctrico según la temperatura.

Por tanto, el principal motivo por el cual es interesante utilizar este tipo de dispositivos en nuestro hogar es que es la forma más eficiente de climatizar nuestro hogar. Usando un termostato, ya sea digital o análogo conseguiremos mantener la temperatura que deseemos en nuestra casa. Además de eso lo haremos de forma eficiente, y podremos ahorrar dinero en nuestras facturas ya que reduciremos el consumo energético producido por los sistemas calefactores de las casas. A continuación, podrás ver los diferentes grupos de termostatos que existen y podrás saber un poco más acerca de ellos para saber cuál es el que más te conviene.

Tipos de Termostato

Podemos dividir en dos grandes grupos los termostatos: los analógicos y los digitales. A través de esta comparativa rápida podrás escoger el mejor termostato en función de tus gustos.

1. Termostato análogo: son los antiguos termostatos analógicos aquellos que tienen una ruedecita manual. A través de esta rueda manual se puede ajustar sólo dos temperaturas, una para el día y otra para la noche. Los termostatos analógicos activan y desactivan la calefacción para mantener la calefacción constante a la temperatura establecida. Es posible que también oigas que el nombre de su funcionamiento es encendido/apagado. Recibe este nombre ya que activa el sistema cuando la temperatura es inferior a la ajustada y lo desactiva cuando lo supera.

2. Termostatos digitales: son termostatos mucho más eficientes y precisos que los analógicos. Además, tienen un coste mucho inferior, y tienen una instalación más sencilla. Dispone de una pantalla digital (normalmente de LCD) donde se señaliza la temperatura de la estancia y donde podemos ver que temperatura hay en el hogar y establecer la que queremos. Adicionalmente a esto podemos encontrar termostatos digitales programables, que se conecten al wifi para poder controlarlos desde el móvil y también modulantes. Lo que deberemos tener en cuenta que el precio encarece según vaya teniendo más características el termostato.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.