Sara Carbonero, ingresada por una recaída en su cáncer

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El pasado miércoles 3 de febrero, la periodista Sara Carbonero cumplía 37 años. En ese día feliz de globos, flores, felicitaciones e incluso una tarta personalizada, nada hacía presagiar que dos días después ingresaría en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid por una recaída del cáncer maligno de ovarios que le fue diagnosticado en mayo de 2019. Entonces fue intervenida en la clínica Ruber Internacional de Madrid, donde había continuado con sus revisiones hasta ahora. Todo parecía ir bien. Pero tal y como ha podido confirmar ABC en exclusiva, la periodista habría requerido incluso de su paso por el quirófano debido a un contratiempo del que ya está recuperándose.

Su entorno es optimista, y aunque este jueves era la primera vez que se ausentaba de su nuevo e ilusionante proyecto en «Radio Marca», se espera que la próxima semana pueda volver a retomar su vida normal. Para eso, todo debe ir bien. Su marido, Iker Casillas, el exfutbolista y ahora director general de la Fundación del Real Madrid, está pendiente de ella en todo momento.

En mayo de 2019, la periodista esperó a tener fuerzas para hablar de su enfermedad. Entonces, explicó optimista que «afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo, pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente». Se refería al cáncer como «esa dichosa palabra de seis letras que todavía me cuesta escribir». Carbonero terminó en noviembre de 2019 su tratamiento de quimioterapia y, aunque ha seguido con sus habituales controles, se encuentra estable. Justo un año después, en mayo de 2020 se atrevió a mostrarse con el pelo corto, una secuela habitual de la quimioterapia. Fueron muchos los mensajes de ánimo y de cariño que recibió la periodista por su valentía.

Fue la propia Sara quien agradeció las muestras de cariño recibidas hace unos días por su cumpleaños, una celebración que tuvo un significado especial para ella en estos momentos: «Hoy me decía una buena amiga que hay que celebrar sin mesura, que la vida es una vela soplada y un eterno deseo. Yo tengo muy claro el mío», escribía junto a un par de fotos de la fiesta en su casa.

También su marido quiso acallar los intensos rumores de divorcio que desde hace meses sobrevuelan sobre la pareja. A punto de cumplir el quinto aniversario de su boda, compartió con todos sus seguidores una foto de Sara en la que lucía la alianza que lleva la siguiente inscripción: «37 inviernos. ¡Muchas felicidades! El baile sigue... Hay que bailar hasta el final».

Ambos, junto a sus dos hijos, Lucas, de cuatro años y Martín, de siete, afrontan ahora con optimismo una nueva etapa en la capital tras finalizar su aventura portuguesa. La vuelta a Madrid le ha permitido a Sara Carbonero recuperar todo aquello que añoraba de su antigua vida, aquella que dejó atrás cuando se instaló en Oporto junto a su familia, cinco años atrás.

Aunque guarda muy buenos recuerdos de esa etapa, los últimos años en Oporto fueron muy duros para ella y su familia. El infarto que sufrió Íker y el cáncer al que ella ha tenido que hacer frente, han provocado que la periodista se haya tomado su vuelta a España como una oportunidad para empezar de nuevo. Al cierre de esta edición, había compartido en sus redes sociales un par de fotos de su nueva campaña para L’Oréal Paris. Si algo ha demostrado en este tiempo es su espíritu de lucha. Ella lo vale.

La policía registra la casa de Iker Casillas en una operación contra el fraude fiscal

Autor: ABC

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.