¿Qué consideramos una Alimentación Saludable?

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Se conoce como alimentación saludable a aquella que proporciona al organismo los nutrientes necesarios para mantener su correcto y buen funcionamiento, para conservar la salud, minimizar el riesgo a sufrir enfermedades y garantizar las funciones vitales del ser humano.

Desde hace pocos años, cada vez más personas se han sumado a cuidar su alimentación, rechazando los alimentos ultraprocesados, los azúcares artificiales, etc, para abrazar productos más naturales, respetuosos con el medio ambiente y beneficiosos para el organismo. 

Cada vez más gente deja atrás lo que hasta casi el día de hoy se conoce como "comida de toda la vida", la cual, y a pesar de aparentar ser sana y casera, abusa de aceites, harinas refinadas y demás ingredientes que se han demostrado que son perjudiciales para la salud. 

La importancia de mantener una alimentación saludable

 Hay estudios que demuestran que mantener una alimentación equilibrada y saludable reduce significativamente el riesgo de sufrir obesidad, además de enfermedades como la diabetes, diversas cardiopatías, osteoporosis e incluso accidentes cerebrovasculares. 

Toda alimentación saludable debe contener los siguientes nutrientes esenciales: 

Proteínas: Son fuente de energía y esenciales para el correcto crecimiento y desarrollo de huesos, músculos, cabello, etc. También ayuda a la restauración de los tejidos del cuerpo. Se obtiene a partir de carnes rojas, aves, legumbres, pecados, entre otros al alimentos. 

Carbohidratos: Esenciales para el cuerpo. Son azúcares que proporcionan energía para todas las células del cuerpo. Existen simples, como el pan blanco, el arroz, la pasta, que no deberían ser consumidos con excesiva frecuencia, y complejos, como la quinoa, arroz integral, etc. Toda dieta equilibrada debe incluir carbohidratos. 

Grasas: A pesar de su mala fama, las personas necesitamos grasas para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Este nutriente aporta al organismo energía ya realizar diversas funciones como por ejemplo al crecimiento de células, coagulación de la sangre, equilibrar el azúcar en sangre, etc. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las grasas que nuestro cuerpo necesita son las saludables, monoinsaturadas y poliinsaturadas, y no grasas trans, las cuales debemos evitar. 

Vitaminas: Micronutrientes que proporcional múltiples beneficios para la salud, como estimular el sistema inmunitario, fortalecer dientes y huesos, entre otros. 

Minerales: Segundo tipo de micronutrientes que existen. Hay dos tipos de minerales: principales y oligoelementos; nuestro cuerpo necesita el equilibrio de ambos tipos para su correcto funcionamiento. 

Por otro lado, encontramos a cada vez más personas que abogan por una alimentación libre de productos de origen animal o que los incluyan. Uno de los motivos es que la sociedad está más concienciada con el bienestar animal: se preocupan por ellos, los respetan y prefieren alimentarse sin tener que acabar con su vida.

Estos tipos de alimentación son: 

Vegetarianismo: Esta alimentación consiste en consumir productos de origen vegetal, libre de carne animal. Existen los vegetarianos estrictos, que solo ingieren vegetales, los lacto-ovo vegetarianos, que incluyen en su dieta huevos y leche, y los lacto-vegetarianos. Básicamente esta alimentación rechaza comer animales de forma directa pero sí está permitido ingerir productos derivados. 

Veganismo: Son mucho más estrictos que los vegetarianos, ya que no consumen ningún tipo de producto que provenga de un animal, tan solo vegetales, legumbres, etc. Sin embargo, ser vegano es más que un estilo de alimentación, es un estilo de vida. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.