gh vip

El año que viene se cumplirán dos décadas de la llegada de Gran Hermano a la televisión española. Será también el primer año en que el programa deje libre su hueco en la parrilla de Telecinco. La cadena, que lleva 15 meses ininterrumpidos como la más vista en España gracias en buena parte a programas derivados de Gran Hermano, ha cancelado repentinamente la edición que tenía prevista para febrero de GH: Dúo. En su lugar, usarán esa fecha para estrenar, inusualmente pronto, otro sus realities estrella, Supervivientes.

Mediaset, obligado a indemnizar con 30.000 euros a una concursante de Gran Hermano

Es el último giro dentro de lo que está resultando uno de los trances más turbulentos de la hasta ahora indestructible marca de Gran Hermano. El estallido, hace unas semanas, de un caso de abuso sexual que pudo haber tenido lugar ante sus cámaras durante una edición de 2017 dio pie, a finales de noviembre, a una espantada de anunciantes de la actual edición de la franquicia, la séptima GH:VIP. No se había visto nada igual en estas dos décadas de televisión. Al poco, 40 marcas habían exigido a Mediaset no anunciarse durante el programa: Telefónica, BBVA, Nestlé, Nissan, L'Oréal, MediaMarket o Telepizza entre ellas. La gran gala del domingo 1 de diciembre tuvo la preocupante cifra de 50 anuncios; la de la semana siguiente, el domingo 8, tuvo 15, que estuvieron repartidos en tres cortes publicitarios a lo largo de tres horas. Tres de ellos fueron de Amazon Prime Video, socia de la cadena.

Telecinco no ha emitido ningún comunicado informando o explicando el cambio, del que informó La Vanguardia. Fuentes cercanas aducen que se pretende evitar un conflicto con la Eurocopa —cuyos horarios se anunciaron a finales de noviembre pero cuyas fechas se conocían desde 2018— o con la Copa del Rey. Al tener lugar la primera en junio, la cadena tendría que retrasar las poco baratas galas de Supervivientes, que se emiten desde las islas de Cayo Cochinos (Honduras).

Una concursante de 'Gran Hermano VIP', Ares Teixidó, sufre un ataque de epilepsia

Mover de la parrilla un pilar como Gran Hermano resultaba impensable hace un mes, cuando Telecinco estaba cerrando un año de audiencias espectaculares sin obstáculo previsible en el horizonte. Su primer reality del año, GH: Dúo, se cerró en abril con un saludable 25,8% de cuota de pantalla en su gala final. La semana siguiente volvió Supervivientes, esta vez con Isabel Pantoja como concursante. Aquel fue el mejor estreno en la larga historia del programa: más de cuatro millones lo vieron. La gala llegó al 40% de cuota, lo que se considera paralizar un país.

Ni la orden del Tribunal Supremo de dejar de emitir el clásico concurso Pasapalabra, el 2 de octubre, empeoró los resultados de la cadena. La séptima GH: VIP ocupaba entonces 17 de los 20 contenidos más vistos del mes. Ni después del estallido del escándalo de Gran Hermano, sus audiencias bajaron. La gala del jueves 28 de noviembre, cuando los anunciantes empezaban a huir, tuvo un 35,8% de cuota con 3.662.000 espectadores. La actual edición de GH: VIP es uno de los programas más vistos y menos explotados de la memoria reciente en la televisión privada.

Un concursante de Gran Hermano, a prisión por robar tarjetas de crédito y gastárselo en apuestas

Abuso sexual

Lo que hay entre esa serie de éxitos y la suspensión de GH: Dúo es la historia de Carlota Prado. Esta malagueña participó en el concurso en 2017, cuando tenía 24 años. Allí se emparejó con José María López, otro concursante. Un día que ella había bebido y perdido la consciencia, López, que estaba con ella en la cama, supuestamente y a la espera de que el caso sea juzgado, abusó de ella. Las cámaras capturaron el momento (sin emitirlo) y la persona a cargo de vigilar las imágenes aquel sábado por la noche no intervino. Al día siguiente, una cúpula de directivos de Zeppelin de TV, la productora de Gran Hermano, decidió expulsar a José María e informar a Carlota de lo sucedido. No lo hicieron con un psicólogo, sino mostrándole la grabación del supuesto abuso en una sala a su vez llena de cámaras, las cuales capturaron su desesperada reacción.

Carlota demandó a José María, pero no a Zeppelin TV ni a Telecinco (que solo responde jurídicamente por las imágenes que emita). El juicio sigue pendiente de fecha. Sin embargo, El Confidencial publicó en noviembre el vídeo en el que Carlota ve las imágenes del supuesto abuso. El 25 de noviembre, el operador de telecomunicaciones Fi Network fue el primer anunciante en abandonar el programa.

La Guardia Civil investiga un abuso sexual en la casa de 'Gran Hermano'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.