#SíEsSí Lanzan una APP para firmar un 'contrato de consentimiento' antes del sexo

app sexo

En 2004, el cómico David Chappelle hizo un sketch en su show en el que, antes de avanzar en la cama con una cita, para y le pide a la chica firmar «el contrato del amor». El cómico saca entonces un documento en el que ella puede decir qué tipo de sexo quiere. Después de un coito muy corto, él le pide firmar un acuerdo de confidencialidad. Era broma, claro. Pero, ahora, puede dejar de serlo.

Con la nueva Ley de Libertad Sexual presentada en España por el Ministerio de Igualdad de Irene Montero, nuestro país convertirá su legislación en las más feminista y restrictiva de toda Europa. Se incluyen nuevos delitos, como el "acoso ocasional", que castiga el acoso puntual, sexista o sexual, contra las mujeres en el entorno callejero o en los espacios de ocio.

Este nuevo tipo penal tiene carácter "leve" y castigará por primera vez "expresiones, comportamientos o proposiciones sexuales o sexistas que creen a la víctima una situación objetivamente humillante, hostil o intimidatoria". Por ejemplo, los piropos.

Ley Libertad Sexual. Piropear a una mujer será 'acoso sexual' y te encerrarán en casa como Hannibal Lecter

La conocida como 'ley del sí es sí' imputará delitos a toda relación sexual que no sea consentida con un 'sí' explícito por la mujer, lo que abre sin duda un peligroso abismo de ilegalidad y sienta un precedente legal de imprevisibles consecuencias: ¿cómo demostrará cualquier hombre que el sexo era consentido ante un tribunal? ¿La denuncia de cualquier loca despechada servirá para llevar a un varón directamente a la cárcel? Parece que sí. Por lo menos hasta ahora.

La nueva APP para firmar contrato

Un grupo de juristas ya se ha puesto manos a la obra y han configurado la primera APP móvil para firmar el consentimiento expreso antes de cualquier relación sexual. Un contrato entre particulares, como si fuera un arrendamiento, que servirá para protegerse y blindarse ante cualquier denuncia falsa. Hasta este punto hemos llegado.

«El sexo seguro no es sólo usar protección física. Es también consentir lo que va a pasar en el dormitorio», así empieza la justificación para lanzar LegalFling, una app que quiere proveer, con tecnología blockchain, un documento para que las partes firmen estar de acuerdo con las relaciones sexuales que van a tener. Según sus desarrolladores, la idea les vino a la cabeza cuando supieron de la ley que quiere proponer que cualquier relación sexual que no sea bajo un consentimiento explícito puede perseguirse penalmente como una violación. 

Curiosamente, el abogado José Luis Sariego, especializado en la defensa de hombres en la Ley de Violencia de Género, ya creó una app, iSex, con el mismo propósito. Pero el momento escogido para lanzarlo, además del propósito de evitar denuncias, hizo que las redes sociales se indignaran: fue justo durante la celebración del juicio a La Manada en Pamplona, cuando se trataba de dilucidar si fue una violación o unas relaciones consentidas, como esgrimieron las defensas en un caso aún sin sentenciar.

Un informe confidencial revela que, el 80% de las denuncias por violencia de género, son falsas

Ahora es una empresa holandesa la que lo intenta, con negocios previos en digitalización de papeleo. «El sexo debería no ser sólo divertido. Debería ser seguro para todo el mundo. Pedirle a alguien que firme un contrato antes de que empiece lo divertido es un poco incómodo. Pero un simple toque es tan fácil como 1, 2, 3».

Además, explican que su público objetivo no es sólo el de relaciones de una sola noche, también las parejas más estables. «Piensa en un vídeo o foto picante que has hecho con tu pareja. No quieres que se convierta en algo viral cuando la relación se acabe. Así que hemos añadido estas cláusulas extra con las que uno puede estar de acuerdo antes del acto, para que tu alegría no se comparta luego».

Podemos pide en el Congreso que los piropos sean delito en España

La app se personaliza según los gustos de cada uno: se puede querer o no lenguaje explícito, protección y prácticas eróticas que incluyan el sadomasoquismo. También se añade la posibilidad de llegar a esos acuerdos en relaciones sexuales de grupo. Pero los desarrolladores explican que ese acuerdo «no significa que no te puedas echar para atrás en cualquier momento. No significa no».

Google fue muy receptiva con las quejas que, de inmediato, calificaron de «machista» la app ideada por Sariego y la retiró de la tienda. Los holandeses lanzaron la versión beta de la suya hace unos días y ya han surgido críticas en las redes sociales: «La app LegalFling, es una pista inmediata de que el hombre que quiere acostarse contigo está bastante seguro de que él mismo es un violador», escribía la columnista británica Morgan M. Page. Críticas muy parecidas tuvo la app española, a la que algunas feministas agradecieron que, de prosperar, fuera un detector de hombres a los que evitar. Total, que más da, si además la mayoría son lesbianas.

La nueva directora del Instituto de la Mujer pide que las mujeres 'penetren analmente a los hombres' para conseguir la igualdad

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.