Última actualizaciónVie, 07 Ago 2020 11am

Mediterráneo Digital | Gente y Televisión

Una periodista se hace actriz porno

alejandra omana

Todos sabemos que el mundo del trabajo y los nuevos oficios están en crisis y la vida del periodismo no se queda atrás. Quizá por esto, una periodista colombiana puso en su lista de deseos cambiar de profesión.

Tras mudarse a la capital del país, Bogotá, Alejandra Omaña, o quizá la conocéis más por su nombre artístico, Amaranta Hank, decidió pasar formar parte de un nuevo mercado laboral. Cansada de pasar largas horas en la redacción frente a un ordenador, prefirió cambiar de estilo para ponerse delante de una cámara y dedicarse al mundo del porno... ¡vaya gozada!, literal.

La flamante pornostar vio en una de las industrias más activas del mundo su beneficio económico, aunque reconoce que el cambio de una profesión a ‘otra’ no fue por dinero, “aunque se gana bastante mejor”. No nos extraña.

Esta decisión hizo que tanto la familia de Alejandra como su círculo más cercano se alejaran de ella, porque claro, a ver cómo cuentas que la niña de tus ojos dejó los medios para ganar dinero manteniendo relaciones sexuales para goce y disfute de la red. 5 años pagándole la facultad para que luego decida hacer carrera en el oficio más viejo del mundo. O casi.

Amaranta Hank, estuvo en el cine para adultos durante dos años, en los que incluyó viajes y rodajes en Europa y Estados Unidos, que la convirtieron en una actriz reputada en la industria, algo que la hace valorar que “el balance general es positivo”. “Todo para mí fue goce y disfrute” reconoce, hasta que empezó a “verlo como un trabajo con horarios ilimitados y compromisos abusivos”. ¡Vaya por Dios, quién lo diría!

Laboris.net publica una oferta para trabajar de actor porno 

periodista actriz porno

Fijaos lo que es la globalización y sus impactos que el fin de la carrera actoral de Amaranta llegaría al enterarse por medio de prensa española, que el actor Nacho Vidal, habría contraído VIH. Sin embargo no fue sólo el inicio de un nuevo cambio de vida para Alejandra Omaña, sino también una oportunidad de emprendimiento. 

Hace algunas semanas, anunció la apertura de una ‘escuela de porno’ en Medellín, Colombia. Sostiene que la motivación de crear la escuela responde a la numerosa demanda para formar parte de la industria, sea como actor/actriz o como productor/a. Todo un negocio estructurado que alimenta de herramientas o ‘tips’ a todos aquellos que quieren dejar sus aburridos trabajos e incursionar en algo más ‘movidito’.

Sin embargo, Amaranta Hank reconoce haber sufrido momentos incómodos, y no por una postura sexual concretamente, sino situaciones que la situaban a ella como una auténtica prostituta; “Me han ofrecido dinero cantidad de veces para mantener relaciones sexuales fuera de los rodajes, asumiendo que yo, por ser actriz porno siempre iba a decir que sí”. ¿Pero qué se han creído?

La industria, como explica la periodista y actriz porno, se gesta en EuropaEstados Unidos. El mayor lugar de producción es el viejo continente y eso permite que haya una confluencia de ‘artistas’ de todos los colores, y etnias ‘aunque no las podamos decir’.

Así que ya sabéis: si no estáis contentos con vuestro trabajo, y queréis darle un cambio de rumbo a vuestras aburridas vidas, siempre podréis hacer como Amaranta y tiraros al monte. Esta vez casi casi de manera literal.

¡Por todos los Santos! Una monja se hace actriz porno 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.