Nacho Vidal, procesado por homicidio: ¿mató a un fotógrafo haciéndole fumarse un sapo?

Nirvana

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Desde que dejó de ser el rey del porno, la trayectoria de Nacho Vidal ha entrado en caída libre. El último palo le ha llegado del juzgado de primera instancia n.º 2 de Xàtiva (Valencia), que le ha procesado por la muerte del fotógrafo José Luis Abad, que sufrió un infarto durante un ritual con el tóxico sapo bufo. La magistrada considera que Vidal pudo haber cometido homicidio imprudente. El auto, que puede ser recurrido, constituye el penúltimo paso antes de la apertura de juicio oral.

Honey Girls Club

Ignacio Jordà González, su verdadero nombre, empezó en la pornografía a los 21 años. Tras pasar por la Legión se ennovió con Sara Bernat, con la que hizo números en vivo en salas de espectáculos pornográficos, como la conocida Bagdad de Barcelona. En el 2007 tuvo un hijo con la venezolana Rosa Castro.

En el 2005 el actor anunció que se retiraba de la primera línea del cine X para casarse con la actriz porno colombiana Silvia Romero (Franceska Jaimes). La historia acabó en divorcio, pero fruto de esa relación nacieron León y Nacho, un niño transexual que ahora se llama Violeta. Durante su historia de amor, Vidal entró en el cine convencional y participó en vídeos musicales de Miguel Bosé (Down with love) y de Rebeka Brown (Big bad bitch). Apareció también en una película dirigida por Joaquín Oristrell, Va a ser que nadie es perfecto y en Impávido (2012), de Carlos Therón.

Otro baldón fue su detención en una causa de blanqueo de capitales a raíz del caso Emperador –operación contra la mafia china–, pero quedó en libertad sin fianza. “Si no sé restar, cómo voy a blanquear”, dijo tras el escándalo.

También ha probado suerte en la telerrealidad. En el 2015, muchos años después de aparecer en Crónicas marcianas, se enroló en Supervivientes, el programa de la isla de Telecinco. Y aunque fue expulsado temporalmente por su conducta agresiva, quedó segundo.

Hace dos años, salió publicado que tenía VIH y que había tenido relaciones sexuales sabiendo que estaba infectado. Aclaró que se trataba de un “falso positivo” tras el que se escondía otra enfermedad, el síndrome de Reiter, que causa lesiones en la piel y las mucosas. La enfermedad lo llevó a alejarse definitivamente de su carrera en el cine porno a los 46 años.

The Play Clubs

El rey del cine para adultos se reinventó en empresario de juguetes eróticos y ­coach de parejas y siguió intentando llamar la atención mediática con declaraciones rimbombantes sobre sus experiencias sexuales.

Vidal, que ha rodado más de 600 películas porno como protagonista y 140 como director, ahora quiere ser llamado Ignacio Jordà y como tal deberá aclarar ante el juez qué ocurrió el 28 de julio del 2019 en una casa de Enguera (Valencia) de su propiedad. Aquel día presuntamente proporcionó escamas del “veneno del sapo bufo” a José Luis Abad, que murió tras inhalarlo. La instructora cree que no hubo “ningún tipo de precaución por si la práctica se complicaba”, como material o conocimientos de primeros auxilios, y considera el ritual “irracional, temerario y peligroso”.

Desde luego, fumarse un sapo no creemos que lo recomienden en ninguna facultad de medicina.

Nacho Vidal, detenido por el homicidio de un fotógrafo al que le dio a fumar un sapo venenoso

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias