comunicacion oratoria

Ante esto, es necesario formarse en ciertas aptitudes que un robot o proceso mecánico no puedan asumir. La principal es la comunicación y la oratoria ya que al final, las personas queremos ser atendidas con la cercanía que por el contrario, una inteligencia artificial jamás nos podrá ofrecer.

Debemos realizar un curso de comunicación y oratoria

Aunque pueda parecer que las personas ya disponemos de forma innata de estas habilidades sociales, inscribirse en un curso comunicación y oratoria como el que ofrece Unidema es esencial para perfeccionarlas y dominarlas como un profesional.

Poder comunicarse y desarrollar las habilidades esenciales de comunicación tanto con clientes, proveedores o los miembros de tu empresa, brinda la posibilidad de crecer como profesionales de futuro en un terreno en el que el mundo laboral parece cada vez más incierto debido a la propia evolución tecnológica.

Y es que al igual que sucedió con la invención de la rueda, existen ciertos procesos que no se pueden parar, sino que más bien lo contrario, cada vez son más rápidos y no atienden ni esperan a nadie. Tanto es así, que se calcula que para 2025 prácticamente la mitad de los empleos utilizarán mecanismos y métodos a través de la tecnología, en todas aquellas líneas de trabajo repetitivo que requieren de un sistema.

Independientemente de este avance, existen funciones y aptitudes humanas que por pura empatía, una máquina jamás podrá realizar. Este es el caso de las habilidades que se obtienen realizando un curso de comunicación y oratoria en centros como Unidema, donde se aprenden y asimilan habilidades comunicativas elevadas que son cada vez más demandadas por las empresas y organizaciones.

Este brillante futuro es debido a que las personas tendemos a empatizar y entendernos mejor con otras personas y no con respuestas programadas y automatizadas. No solo porque en muchos casos no existe una comunicación fluida, sino porque además, se genera cierto malestar o enfado porque el usuario o consumidor no se siente atendido correctamente.

Apartar el miedo

Existe un profundo miedo por una buena cantidad de la población a la hora de hablar o comunicarse con un grupo grande de personas. Esto se debe a que desde muy pequeños no nos obligan a desarrollar habilidades para salir y hablar delante de nuestros compañeros, y si se hace, no se da ninguna indicación para mejorar. Se invita a los estudiantes de las escuelas y universidades a que memoricen, suban a exponer su trabajo o idea y la sueltan rápidamente sin ningún tipo de pausa, ni énfasis para empatizar con los receptores.

El principal problema también es que se intentan eliminar esos miedos y nervios cuando estos nunca van a desaparecer. En el curso de comunicación y oratoria de Unidema nos instruirán para desarrollar habilidades de control y gestión de esos nervios y miedos. Pues lo que hay que hacer es aprender a dominarlos.

¿Qué habilidades desarrollaremos en un curso de comunicación y oratoria?

Desarrollar las habilidades comunicativas puede llegar a convertirnos en grandes oradores con un arsenal de estrategias para responder ante imprevistos, generar las correspondientes pausas, enfatizar ciertas palabras y utilizar medios como la improvisación o la espontaneidad cuando sea necesario. Estas son algunas de las aptitudes que conseguiremos desarrollar:

  • Aprender a dominar el miedo en público.
  • Conocer cómo se estructura y ordena correctamente un discurso.
  • Desarrollar y mejorar las habilidades de expresión oral.
  • Elaborar una presentación que sirva de guía o acompañamiento.
  • Utilizar todos esos recursos y herramientas que conviertan la presentación en algo enteramente profesional.

Todas estas habilidades conseguirán prepararnos para el futuro, en un mundo donde la comunicación y el entendimiento es una aptitud cada vez más demandada.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.