clara serra

Clara Serra, la ex diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, que se pasó a la formación de Íñigo Errejón y acabó dimitiendo en octubre tras sus desastrosos resultados electorales, ha desatado la polémica en Twitter al intentar exculpar a la autora de uno de los robos más mediáticos de las últimas semanas. La dirigente comunista intentó justificar lo injustificable en las redes sociales: el hurto de 40 unidades de succionadores de clítoris, el famoso Satisfyer, en un comercio de Callosa de Segura (Alicante). ¿Y por qué? Porque el robo lo cometió una mujer: en la paranoia colectiva del feminismo, las mujeres no roban, no matan, no ponen denuncias falsas. Son pobres seres de luz oprimidas por el monstruo del heteropatriarcado. 

Detenida una mujer por robar un cargamento de Satisfyers

Clara Serra escribió en su Twitter personal que «robar está mal así en general» pero quiso precisar (como no) que «si esta señora robó satisfyers para repartirlos entre sus vecinas es para que la nombremos la Robin Hood del feminismo. Una estatua y una calle para ella». ¡Toma ya!

Un comentario que, como era de esperar, ha desatado una catarata de críticas y reproches en las redes sociales. Robar está mal, menos si lo hace una mujer. Se empieza justificando un hurto de vibradores y se acaba buscándole explicación a un loca que mate a su marido. ¡Seguro que algo haría! El feminismo del siglo XXI se ha convertido en la peor y más radical versión del machismo más casposo y totalitario. Putas locas del coño. 

El hurto fue denunciado el pasado día 23 por el propietario del comercio alicantino, quien denunció a la Guardia Civil que le faltaba un pedido completo de un estimulador erótico femenino que le acababa de hacer entrega una empresa de paquetería, según un comunicado del instituto armado recogido por Efe.

La mujer que robó los succionadores de clítoris dice que creía que eran para las varices

En concreto había sido sustraída al descuido una caja con cuarenta unidades de ese estimulador de clítoris del interior del establecimiento. Las imágenes captadas por la cámara de seguridad del local revelaron que una mujer había sido la autora del hurto, el cual se había producido poco después de marcharse el repartidor y aprovechando que los empleados del comercio estaban en ese momento realizando otras labores. La Guardia Civil ha logrado recuperar varios de los juguetes eróticos sustraídos.

'El patriarcado está detrás del deseo de las mujeres de ser violadas'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.