'Lightyear', la última película de Disney, incluye una escena lésbica

Disney-Pixar regresa a la gran pantalla con Lightyear, tentáculo de la emblemática saga Toy Story que cuenta la historia del héroe que inspira al juguete astronauta, pero la película —que se adentra en el fracaso de una misión espacial y los esfuerzos de un Buzz con la voz de Chris Evans por salvar a los suyos— ha sido censurada en 15 países de Oriente Próximo y Asia por el beso lésbico de dos personajes protagonistas. «Tenemos el respaldo pleno del estudio», defiende Angus MacLane, director de la cinta.

Lightyear ha sido prohibida en Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Arabia Saudí, Egipto, Kuwait, Omán, Catar, Malasia, Indonesia, Singapur, Jordania, Líbano, Siria, Túnez y Territorios Palestinos por mostrar un beso entre dos mujeres. China, por su parte, ha pedido suprimir la escena del metraje, a lo que Disney se ha negado rotundamente. «Insistieron en ello, pero la compañía resolvió que la película solo debía distribuirse de la manera en la que fue concebida», confirmó a Europa Press Galyn Susman, productora del film, dejando claro que en ningún momento se contempló recortar escenas para abrir la puerta de los que pusiesen pegas. Al parecer es una práctica común, siempre según lo denunciado en una carta respaldada por más de un centenar de personas: «Hemos sido testigos de cómo historias, llenas de personajes diversos, regresan de la verificación corporativa en una versión reducida a migajas». 

El conglomerado ya contaba con la negativa de países como Arabia Saudí, donde ni siquiera presentó Lightyear. La sorpresa llegó con el veto de los Emiratos, que en un primer momento dieron el visto bueno a la cinta. El organismo que regula los contenidos en este territorio se limitó a decir que no obtuvo la licencia para ser proyectada porque «viola los estándares del país». La polémica, admite el director del largometraje, era algo esperado. «Sí, tenemos un beso. La pareja formada por dos mujeres ha estado presente desde el principio en la película. Ser capaces de retratar el beso era importante para nosotros, es un momento conmovedor, ellas ayudan a Buzz a entender lo que significa una relación y siempre ha sido nuestra intención darle a la audiencia algo que realmente pueda disfrutar —explica Angus MacLane—. Queremos estar presentes en el momento actual de la sociedad».

La producción esta concebida como la historia que dejó fascinado al niño Andy, protagonista de la primera Toy Story, en 1995, convirtiendo a Buzz Lightyear en su juguete favorito, sustituto de su inseparable vaquero Woody. La película del juguete de la película de juguetes de Pixar se ha convertido, sin embargo, en campo de batalla de la lucha por los derechos LGTBI, eclipsando su vocación nostálgica de recuperación de la ciencia ficción más clásica. El ingenio, la diversión y la ternura, marca de la casa Pixar, ocupan ahora un segundo lugar.

En Estados Unidos, ya hace mucho tiempo que la factoría Disney se plegó a los designios del 'todopoderoso' lobby LGTBI.

El lobby LGTBI presiona a Disney para que ponga personajes gais en sus películas

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.