Deshumidificadores: adiós a las humedades

Es posible que se desconche la pintura de alguna de las paredes de casa, que te salgan manchas de moho y que para colmo no se vayan o que incluso los muebles se te estropeen por culpa de las humedades. Este tipo de cosas son síntomas que indican que en tu casa existe un exceso nivel de humedad. Usar un deshumificador eléctrico puede ser la soluciónn a este tipo de problemas.

¿Qué puedo hacer si tengo demasiada humedad en casa?

Tener humedad en casa puede llegar a ser bastante desagradable, no solo por el hecho de que pueden dejar manchas permanentes en las paredes y el techo, sino que además por el olor y sensación térmica que producen las humedades.

A día de hoy no tenemos que soportar estos problemas sin más. Existen en el mercado aparatos que nos pueden ayudar a combatir las humedades en el hogar. En https://deshumidificadores.pro/ puedes encontrar el mejor deshumificador eléctrico para tu caso particular.

Comprar un deshumificador es una excelente opción. Eso es así porque estos aparatos lo que hacen es eliminar el exceso de humedad del hogar. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de deshumificadores. Algunas cosas que podemos empezar a pensar en caso de que queramos comprar uno es si queremos un deshumificador fijo o portátil.

Los deshumificadores fijos suelen resultar ser más eficientes que los portátiles. Sin embargos evidentemente son menos cómodos, ya que tienen el problema de que no podemos moverlos de una a otra habitación por la casa de forma fácil.

Podemos dividir los deshumificadores en dos grandes grupos:

1. Deshumificadores refrigerantes: Son los deshumificadores más comunes. En esencia lo que ocurre es que el aire es aspirado y canalizado por un conducto de enfriamiento. El vapor del agua se condensa y el agua resultante se recoge en un deposito dedicado a esto. El aire deshumificado se devuelve de nuevo a la habitación. El rendimiento de este tipo de dispositivo en concreto es más elevado en el caso de temperaturas altas y una humedad superior al 45%.

2. Deshumificadores desecantes: Este tipo de aparatos lo que hacen es eliminar el exceso de humedad a través de materiales desecantes (normalmente el gel de sílice). La humedad del aire se condensa cuando el aire pasa por el material desecante. Esto se hace a través de una reacción química. En el momento en que el material absorbente acaba con los poros llenos de agua, la deshumificación cesa. En ese momento deberemos sustituir el material. Por otro lado, un punto importante a mencionar es que existen materiales que no es necesario que sean reemplazados. Normalmente eso es así porque se regeneran en el momento en que entran en contacto con una corriente de aire. Este tipo de aparatos tienen un rendimiento más elevado en sitios con temperaturas bajas y en ambientes donde no haya demasiada humedad.

Tras esta breve introducción acerca de qué hacer en caso de que tengamos humedad en casa, instamos en entrar en el sitio web que hemos mencionado anteriormente. Podrás encontrar más información y conseguir el mejor deshumificador para tu hogar.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.