Por qué debería considerar un colchón nuevo para dormir mejor

Existen muchos indicadores que nos avisan de que ha llegado el momento de hacer el cambio de colchón.

Estamos hablando de un elemento imprescindible en nuestro descanso diario, algo clave que nos servirá para empezar los días con más energía y mejorar nuestra calidad de vida.

Tal y como vemos en la web de ComoUnTronco.es (blog especializado en todo lo que tenga que ver con tu descanso), existen muchas razones por las que deberías considerar comprar un colchón nuevo. Vamos a estudiarlas a lo largo de las siguientes líneas:

Razones para comprar un colchón nuevo y mejorar la calidad de sueño

1. Riesgos de usar un colchón demasiado tiempo

Según Asocama (Asociación Española de la Cama), en el momento en el que tu colchón ha cumplido los 8-10 años, es el momento de pensar en hacer un cambio. Y es que, a partir de los 10 años, utilizar el colchón puede ser perjudicial para nuestra espalda y, por ende, también para nuestra salud.

Existen muchos estudios clínicos que demuestran tal tendencia.

2. Cambios en la estructura

Una señal de alerta que nos indica que es el momento de hacer el cambio son los cambios que se pueden presentar en la estructura. Es posible que la misma presente deformidades o hundimientos simplemente por el uso natural del mismo. También afectará a nuestra postura y a la calidad de nuestro sueño.

No obstante, en muchos casos, estos problemas están relacionados con no haberle dado un mantenimiento correcto al colchón: por ejemplo, si no se le ha dado nunca la vuelta, o si no lo ventilamos lo suficiente.

3. Estado la tapicería

Debemos revisar el estado en el que se encuentra la tapicería y los materiales que dan forma al colchón. Si está no se encuentra en condiciones, si la transpiración no ha sido la adecuada, si nunca se le ha puesto una funda, son factores que pueden afectar a su deterioro.

Ahora bien, también habrá que tener presente el estado en el que se encuentran sus materiales internos; ante cualquier bulto o socavón extraño, es el indicativo de que algo no está funcionando como debería.

Una buena forma de minimizar esto es seguir las recomendaciones del fabricante y no esperarse al último momento, cuando la cosa está realmente mal, para llevarlas a cabo.

4. Ácaros

El paso del tiempo también puede hacer que el colchón se convierta en una fuente de ácaros: de hecho, cuanto más antiguo es el colchón, más probabilidades tendremos de encontrar ácaros en el mismo. Con una limpieza adecuada podemos alejarlos del colchón y esto, al mismo tiempo, evitará muchos problemas de salud (como alergias).

5. Edad

A medida que nos hacemos mayores, los cambios de la edad afectarán a nuestra forma de descansar. Por esta razón es tan importante controlar las diferentes molestias que podamos sentir al dormir o al levantarnos, y hacer el cambio por un colchón que pueda mejorar nuestra situación.

También te recomendamos leer este artículo sobre trucos para volver a dormir bien y, sobre todo, empieza a plantearte cambiar el colchón cuanto antes.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.