bwin banner

Cayetano Martínez de Irujo dice que 'lloró' cuando se tuvo que poner a trabajar

Uno de los hijos más mediáticos de Cayetana de Alba se ha sentado con Risto Mejide en 'Viajando con Chester'. Además de narrar uno de los calvarios de su infancia, Martínez de Irujo se ha descarnado ante las cámaras de Cuatro recordando su peor etapa económica. La relación con sus tres hermanos mayores era difícil, pero a partir de la muerte de su madre, ha asegurado, fue todavía peor. Parte de la culpa la tuvo el heredero del ducado de Alba, cuyos poderes permitieron que despojasen a Cayetano de la vida que llevó hasta ese entonces, además de expulsarlo de inmediato del palacio. "Al salir de Palacio estaba perdido y empecé humildemente a buscar trabajo".

Ha contado que se reunió con él, con la idea de llegar a un acuerdo. Lo escuchó, pero no tuvo la respuesta que esperaba: "Los palacios oyen y me han dicho que has sido desleal conmigo", dijo que le soltó en aquel encuentro. Una acusación que le negó y que ha repetido ante las pantallas de televisión. Ya que, como se ha empeñado en dejar claro: "Los cinco años que trabajé en la casa fue para él, porque ha nacido el mayor, no por méritos. Y todos lo teníamos asumido".

Honey Girls Club

"Me defenestra de la noche a la mañana, como si hubiese sido un empleado corrupto, en vez de un hermano que ha trabajado para él al cien por cien", añade, con referencia al destierro de su hermano. Junto a esto, también ha hecho hincapié en que no se cumplieron varias de las últimas voluntades que dejó escritas su madre antes de morir, como la de trabajar con su hermano mayor, el ahora Duque de Alba, en la casa familiar.

A raíz de ese traspié, ha dejado claro que, aunque actualmente vive de la agricultura, "de sol a sol", ha pasado penurias. "Al tenerme que salir así de Palacio, los primeros seis meses estaba perdido, empecé humildemente a buscar trabajo", nombrando a Juan Rosell o al también empresario Juan Abelló, suplicándole oficios que finalmente no le concedieron.

"Me escucharon y lloré, se me saltaron las lágrimas, porque mi situación era lo último que yo me esperaba. De repente, quedarte sin dinero, y gracias a que el administrador general (de la Casa de Alba), que era una gran persona, me siguió pagando seis o siete meses, sin que lo supiera mi hermano. Si no, yo al segundo mes no hubiera tenido ni para pagar el colegio de mis hijos", concluyó cabizbajo rememorando aquella etapa el enamorado de la hípica.

La biografía de Cayetano Martínez de Irujo: montar yeguas y esnifar cocaína

The Play Clubs
Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias