Bill Gates afirma que para salvar a la humanidad tenemos que comer carne sintética (que fabrica él)

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Bill Gates acaba de publicar 'Cómo evitar un desastre climático', un nuevo libro en el que propone varias medidas para evitar el colapso de la civilización humana con la colaboración de grandes físicos, químicos, ingenieros, biólogos, economistas y politólogos. Entre esas medidas, está la que ya propusieron en su día Faemino y Cansado: “No comerse el corderito”.

Ni cordero, ni chuletón de vaca rubia gallega ni cochinillo de Segovia. Hay que comer carne sintética. El filántropo y fundador de Microsoft afirma que ha investigado durante una década el fenómeno del cambio climático derivado de nuestra actividad durante el Antropoceno, la primera vez en la historia del planeta en que una especie está voluntariamente poniendo en riesgo su propia supervivencia.

Gates argumenta que la ganadería es uno de los mayores factores en el calentamiento de la atmósfera por su emisión de metano, un gas 84 veces más nocivo que el CO₂ por su increíble capacidad de absorber calor. Examinando más de 800.000 años de aire atrapado en el hielo antártico, los científicos han probado un incremento radical de este gas que coincide con el incremento de la actividad industrial humana, incluyendo la ganadería a gran escala. Ahora mismo, más del 60% del metano presente en la atmósfera terrestre está producido por el ser humano. De este 60%, un 27% viene del ganado.

Sabemos que podemos reducir la emisión de metano del ganado vacuno en un 20% regulando la presencia de bacterias en su sistema digestivo, pero hay un límite en esa reducción, porque esas bacterias son vitales para descomponer la hierba y extraer los elementos químicos que alimentan al animal. De hecho, ya hay muchos ganaderos que han cambiado la dieta de los animales para disminuir la producción de metano usando algunas algas marinas, hierba de limón y otros complementos químicos, pero esto no es suficiente para frenar las emisiones de forma significativa.

Bill Gates quiere carne sin vacas

Además de esto, la ganadería tiene un consumo de agua desmedido: mientras que el cultivo de verduras ofrece una kilocaloría por 1,34 litros de agua, la ganadería vacuna requiere más de 10 litros para obtener el mismo producto energético. Las ovejas y cabras, algo menos: 4,25 litros. En el cerdo, la necesidad se reduce a 2,15 litros. Combinados, el impacto global de estos factores es desmedido en comparación con el beneficio alimenticio que obtenemos más allá del placer de apretarse una chuleta a la brasa con patatas fritas, pimientos de Tolosa y una jarra de vino tinto.

Por eso, Gates propone cortar de raíz la ganadería industrial, por lo menos la vacuna. Y solo en los países de rentas altas y medias, que son los únicos que podrían permitírselo, por el coste más elevado comparado con la carne de animal. Un coste que se irá reduciendo drásticamente en los próximos años. Según él y su equipo de expertos, si pasamos a la carne sintética basada en proteínas de origen vegetal o el cultivo de músculos en el primer mundo, la reducción de los niveles de metano en la atmósfera sería más que notable.

Gates afirma que en contra de la carne sintética hay muchos factores. Primero el hecho de que la carne sintética, en estas primeras fases de producción, tiene muchos aditivos e incógnitas. Hay expertos que dicen que, ahora mismo, puede ser buena para el medioambiente pero también mala para el organismo. Y luego está el factor psicológico. Pero Gates argumenta que, aunque ahora la carne sintética no sabe exactamente como la carne real y que efectivamente todavía quedan flecos por solucionar, con el tiempo las técnicas mejorarán y podremos conseguir calidades y cortes idénticos a los reales, incluyendo diferentes tipos de infiltraciones de grasa que reproduzcan los sabores a los que estamos acostumbrados. Es lo que proponen compañías como la que acaba de presentar el primer chuletón impreso en 3D de la historia. Todavía estamos muy lejos del replicador de 'Star Trek', capaz de reproducir a la perfección cualquier comida imaginable, pero tampoco hay que pedir tanto. Con que la carne sepa a chuleta de las buenas y sea saludable, yo me conformo.

Pasar a la carne sintética no parará el cambio climático, sobre el que Gates se mantiene cautamente optimista. Pero es una medida de las muchas que podrían ayudarnos a no entrar en una espiral de autodestrucción que acabaría con la civilización y quizá con toda la especie humana.

Bill Gates predice las próximas amenazas a las que se enfrentará la humanidad después del coronavirus


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.