Amarres de amor: Los elementos imprescindibles de los hechizos más poderosos

Los amarres de amor consisten en hechizos orientados a la resolución de conflictos sentimentales. Es decir que si sufrimos por algo relacionado con nuestra relación, una ex pareja o discusiones constantes, estos hechizos pueden sernos de gran ayuda.

Honey Girls Club

En la actualidad, los amarres tienen una gran popularidad en todo el mundo, basada en muchos motivos que justifican su fama actual.

Uno de ellos es la aparente sencillez con la que pueden ser realizados. De hecho, son hechizos que puede hacer cualquier persona, al menos en teoría.

Los amarres no son secretos. Su información es públicamente accesible e Internet ha facilitado que se propague con bastante rapidez.

Ahora bien, quienes han tenido la oportunidad de conocer el poder de estos hechizos, coinciden en que lo mejor es contar con profesionales, si no se tiene suficiente experiencia en ellos o si tan siquiera se ha dedicado tiempo a los muchos conocimientos que requieren de este ámbito.

Lo positivo en este sentido es que hay muchos profesionales reconocidos y con buenas opiniones en Internet por quienes ya han contado con ellos para resolver sus problemas.

Concretamente en España una de las más conocidas es Paloma Lafuente, una especialista en hechizos como amarres de amor y endulzamientos, así como en otros servicios como la interpretación de cartas del tarot.

La teoría plantea una pregunta muy evidente. Si los amarres de amor son aparentemente tan sencillos y cualquiera puede hacerlos, ¿por qué contar con profesionales en estos hechizos? Hay muchas respuestas sobre ello, pero de forma general lo importante es que, en la práctica, esa sencillez no es tan clara.

Los amarres de amor tienen en realidad muchos elementos a los que tenemos que atender y no es fácil aprenderlos o aprovecharlos de la forma adecuada.

Por eso, a continuación te revelamos cuáles son algunos de estos elementos imprescindibles, que tan importantes son para que los hechizos de amarre consigan el efecto que estás buscando, para resolver tus problemas sentimentales.

Las cartas del tarot y los amarres de amor

La cartomancia es uno de los elementos más importantes en relación a los amarres de amor y una de sus mayores curiosidades es que no forma parte de su ritual. La interpretación de las cartas del tarot debe hacerse antes incluso de decidir si el amarre es la solución que necesitamos para nuestro problema.

Paloma Lafuente descubrió muy pronto que tenía aptitudes adecuadas para aprovechar la cartomancia. Desde entonces ha mantenido una dedicación constante a ella, para poder ofrecerla a quien lo necesitase de la mejor forma posible.

Hoy en día, esta profesional aconseja siempre la interpretación de cartas del tarot, para quien considere tener un problema sentimental. Es algo imprescindible.

La cartomancia nos ayuda a mirar en nuestro subconsciente y hallar respuestas que no conseguimos ver de forma evidente. Con el tarot podemos ver y entender nuestro presente de una forma totalmente transparente.

Así podemos ver el futuro al que nos dirigimos y si vale o no la pena tomar ciertas decisiones que supongan un cambio efectivo. Entre estas decisiones puede encontrarse un hechizo y, de entre todos los posibles, quizás el amarre de amor sea el adecuado.

Para conseguir las respuestas que buscamos, la lectura de cartas del tarot es nuestra mejor aliada. Nos puede decir el origen del problema, qué características tiene el conflicto sentimental que sufrimos, quién es realmente el culpable, incluso si está fuera de la relación y, lo más importante de todo, cómo podemos resolverlo. Si es con un amarre, qué amarre en concreto es el que nos va a servir.

La magia blanca en los hechizos

Otro elemento imprescindible en los amarres de amor es la magia blanca, que Paloma Lafuente aconseja para cualquier ritual que vayamos a hacer.

A la hora de afrontar un hechizo tenemos distintas opciones. La magia blanca es una de ellas y el hecho de que sea tan recomendable tiene sus razones.

La primera de todas es que la magia blanca respeta el libre albedrío. En caso de que no lo sepas, esta cualidad es importantísima para evitar que haya problemas en el ritual, en caso de equivocarte.

Dado que la magia blanca respeta el libre albedrío, también permite que todo fluya según el orden natural de las cosas. Por tanto, si estás haciendo un amarre de amor y cometes un error, aún sin darte cuenta no pasará nada, porque todo seguirá su evolución natural.

Si cometes un error en el ritual de amarre, tu deseo al Universo no se va a cumplir, eso está claro, pero tampoco tienes que preocuparte de que pase algo negativo a otras personas.

Es un recurso que incluso profesionales como Paloma Lafuente aprovechan para mayor seguridad. Obviamente ellos sí saben identificar cualquier error al instante y subsanarlo, pero en caso de que suceda eso, nadie se verá comprometido de ninguna manera.

Otro aspecto muy importante en relación a la magia blanca es que no impone sentimientos inexistentes, sino que aprovecha los que existen actualmente.

Por eso, los amarres de amor basados en la magia blanca deben hacerse siempre con garantías de que esos sentimientos se mantengan en la otra persona. Con la lectura de cartas del tarot podemos confirmarlo.

De hecho, aunque creas que la otra persona ya no tiene esos sentimientos, lo más probable es que sí que los mantenga, pero las discusiones, el enfado y el rencor son aspectos que los enmascaran y que, por tanto, disimulan su existencia.

Con un amarre de amor basado en la magia blanca, puedes conseguir reorientarlos hacia la actitud necesaria, como para que en la pareja estéis felices.

Este es otro motivo por el que los efectos de los amarres de amor no son inmediatos, sino progresivos. Para que se produzca ese cambio en la orientación de los sentimientos, hace falta tiempo. Tú serás la primera persona en notarlos, porque eres quien ha motivado que se desarrollen, pero lo harán de una forma gradual y progresiva.

¿Hay otras alternativas para hacer un amarre de amor? Por supuesto que las hay, pero no son nada recomendables. Hablamos, por ejemplo, de la magia negra. Un hechizo basado en ella sí que impone sentimientos que no existen, solo le importa lo que siente la persona que hace el ritual y tiene ese deseo.

El resultado es más rápido en estos casos, pero ineficaz. En poco tiempo lo que se ha conseguido se va disipando y la otra persona sufre, hasta que cae en la cuenta de que estaba en un engaño. Al final la situación se agravará mucho más a como estaba de inicio.

Al contrario, con un amarre de amor basado en la magia blanca, podemos conseguir unos resultados eficaces y consolidados, que nos acompañarán todo el tiempo que haga falta.

Ingredientes en un ritual de amarre

En los amarres de amor, los ingredientes del ritual son obviamente algo imprescindible. Son los objetos y alimentos que utilizaremos, para llevar a cabo todo el proceso, con el que pedimos un deseo al Universo.

En un amarre los ingredientes pueden ser de estos 3 tipos:

  • Ingredientes básicos: Son los más sencillos de todos, pero no por ello dejan de ser importantes. Estos ingredientes son muy variados, desde miel hasta velas, limón, hielo, papeles, hilos de colores, etc. Hay que escoger los adecuados y tener mucho cuidado al usarlos, dado que son los que más utilizaremos.
  • Ingredientes personales: Estos ingredientes son los que ayudan a personalizar el hechizo. Una de las propiedades de los amarres de amor es que se pueden adaptar a cualquier problema de pareja. Para ello, estos ingredientes ayudan a la personalización que necesitamos. En estos casos se utilizan normalmente fotografías de la pareja, anillos de boda o regalos que se han hecho en momentos de felicidad.
  • Ingredientes especiales: Aquí nos encontramos con los ingredientes más complejos de todos. Difíciles de encontrar, de usar e incluso de aprovechar. Los más conocidos son las piedras mágicas y, además de la dificultad que entraña su uso, requieren también rituales de recarga energética, para ser utilizados como queremos en siguientes hechizos.

Oraciones en el ritual

Los ingredientes a menudo son utilizados, acompañados de oraciones. Se trata de frases que debemos decir en momentos específicos del ritual.

Pese a ser esporádicas, tienen una gran importancia en los rituales de amor y pueden presentarse de muchas formas, ya sea en una expresión única o repetitiva, con exposición literal de todas las palabras o adaptándose a las personas que forman parte del amarre.

Es importante conocerlas o contar con la guía de alguien profesional como Paloma Lafuente, para saber cómo y cuándo debemos aprovechar estas oraciones.

La actitud adecuada ante los amarres de amor

Los amarres de amor tienen muchos elementos que debemos tener en cuenta en su desarrollo, pero entre ellos el que más depende de nosotros es la actitud adecuada que debemos adoptar frente a estos hechizos.

De hecho, hay muchos aspectos de nuestra actitud que debemos cambiar a la hora de afrontar un amarre con éxito. Estos son los más importantes:

  • Una actitud analítica: Analiza bien qué ha podido pasar en la relación. Qué es lo que ha afectado a la pareja, hasta el punto de llevar a la crisis sentimental que se está sufriendo.
  • Fe en el amarre: Ten fe absoluta en el hechizo de amarre. Una vez elegido para resolver tus problemas, debes tener total confianza en que va a ser un éxito y de que es la solución que estabas buscando.
  • Concentración específica: En el ritual de amarre la concentración es imprescindible. Debes concentrarte en el deseo que vas a pedir en el Universo y, por descontado, en todos los pasos que debes dar en el ritual para que salga perfectamente.
  • Visualización: Entre las muchas técnicas que debes aprender está la de visualización. La tendrás que aplicar probablemente durante el ritual de amarre. Consiste en imaginar cómo vas a sentirte al disfrutar de los efectos conseguidos en la otra persona, con más muestras de cariño, más pasión, más acercamiento, etc.
  • Una actitud autocrítica: Aprende a identificar tus errores y a subsanarlos. Pensando en qué has podido hacer para evitar o minimizar los daños de la crisis sentimental, seguro que en futuras situaciones no se llega a este punto. El amarre de amor te ayudará a que no vuelva a suceder, pero tú también tienes que poner de tu parte.
  • Una actitud resolutiva: Escoger los amarres de amor implica querer resolver por fin los problemas que tenéis en la pareja, aunque eso suponga también actuar con respecto a terceras personas. En ocasiones el conflicto se origina fuera de la relación. Escoger amarres para alejar a esas personas para siempre de vuestra vida, también implica un cambio de tu actitud muy importante, pero realmente efectivo.

Los rituales caseros mientras esperas los efectos del amarre

Los amarres de amor tienen elementos que les afectan también después de terminar el ritual del hechizo. Uno de ellos es el que representan los rituales caseros.

Se trata de rituales que pueden enseñarte profesionales como Paloma Lafuente, muy sencillos de hacer y rápidos de aplicar en la rutina diaria. Con ellos aumentas la intensidad con la que se ha pedido el deseo al Universo y puedes motivar que los efectos se noten en menos tiempo.

La previsión en amarres de amor

El último elemento imprescindible que debes aprovechar en los amarres de amor es el de la previsión, materializada en las cartas del tarot.

Como en tantos otros aspectos de la vida, más vale prevenir que curar, también en lo referente a los conflictos sentimentales.

Tanto si ya has terminado un ritual de amarre y estás disfrutando de sus efectos, como si consideras que ahora mismo la relación va bien y no hay conflictos que resolver, la interpretación de cartas del tarot es exactamente lo que te va a permitir mantener una supervisión constante.

Aprovéchalos con profesionales, que puedan ayudarte a identificar cualquier posible peligro en la relación de pareja, para actuar de forma correcta antes de que suceda algo más grave.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Los más leídos