Un economista alerta: en España, este va a ser el último verano

"Se está entrando en una zona borrosa”. Es el aviso del economista Santiago Niño Becerra sobre el futuro a corto plazo de la economía española. Esta semana la prima de riesgo en los países del sur de Europa, entre ellos España, se disparaba después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciara que dejaría de comprar deuda. ¿Qué significa este indicador?

El autor de ‘Futuro, ¿qué futuro?’ explica que la prima de riesgo es la diferencia que existe entre “lo que se ha de pagar porque te compren deuda y lo que paga Alemania por lo que te compran de deuda a 10 años”. Niño recuerda que el bono del país germano se alza como “referente” porque es una potencia económica “sólida, potente y estable”. Países del sur de la eurozona como España y Portugal, donde ha llegado a un 3%, “tienen que pagar más por deudas que se les compre”, añade.

“¿Tiene que ver con los tipos de interés, que están subiendo y se esperan que suban? Sí, evidentemente”, se contesta a sí mismo Becerra. Aunque añade que, especialmente, guarda relación con la confianza en la economía del país. “Los inversores, teniendo en cuenta que el BCE va a dejar de comprar deuda, le dicen a España que no confían en cómo están, tampoco en la bajada de déficit ni en su situación económica” ilustra el economista, que explica que el indicador debe bajar para que los inversores se arriesguen.

Esta situación es “complicada”. Para nuestro teórico de cabecera, una de las claves está en el gasto de intereses, que solo se emplea en ese cometido. Por otro lado, considera que la imagen económica del país empeora, más aún en España: “Recordemos también que en el 2020 prácticamente toda la deuda de España la compró el BCE".

“No estamos en 2007, pero…”

Sobre la economía familiar durante este verano, Niño define la situación como un “carpe diem”. “En otoño todo apunta a que va a ser complicado, es una cosa psicológica, por eso que vivamos el momento y ya luego veamos lo que sucede”, aclara. Asimismo, señala que “gran parte de la población no quiere pensar en lo que ocurrirá en tres meses, estamos ante el último verano, como la película”. Las familias, dice, están destinando sus ahorros durante la pandemia al incremento de precios y a llenar “bares, restaurantes, carreteras y playas”, una situación que va, argumenta, en contra de la rebaja de la inflación.

“Sería bueno que todos dejáramos de consumir de todo”, justifica Niño, quien cree que de esta forma se estabilizaría la producción. En torno a este desajuste de la oferta, el economista aclara que “no estamos en 2007, cuando nadie sabía por dónde ir” aunque avisa de que “las decisiones que se deben tomar no son políticamente correctas, pero en 2023 hay elecciones y eso juega en contra de la economía”. Sobre la bajada de la inflación apunta que será “lenta”, como señala el Banco de España, que la cifra en torno al 5% para el próximo año.

Sociología y economía

Cuestionado por la entrevista de El País con el sociólogo estadounidense Richard Senett, el economista cree que nunca le dan el Nobel “porque habla de cosas feas y las cosas feas no le dan premios”. Desde los 90 analiza el debilitamiento de las relaciones sociales: “Lo que deduce es que no hay nada ideológico, el capitalismo inventó la clase media porque la necesitaba y el neoliberalismo la está dejando morir porque no la necesita”, culmina Niño.

El Banco Mundial alerta que nos enfrentamos a la crisis más grave desde la IIª Guerra Mundial

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.