Energía eléctrica: 5 consejos para ahorrar en el consumo

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La energía eléctrica puede suponer un importante gasto en la economía familiar cada mes, un esfuerzo por el que merece la pena encontrar formas de ahorrar. En la actualidad existen más opciones que nunca para elegir compañías eléctricas y los consumidores tienen en su mano cambiar su suministradora por otra compañía que cobre unos precios más reducidos.

Pero además de cambiarse a compañías con tarifas eléctricas baratas es necesario realizar cambios en los hábitos de consumo del día a día para reducir el importe de la factura. ¿Por dónde empezar a ahorrar? Toma nota de los consejos que os mostramos a continuación.

Ajustar la potencia del contrato

La potencia contratada influye notablemente en la factura de la luz. Es un coste fijo por el que pagamos independientemente del consumo efectuado y puede suponer hasta el 20 % del coste total. Un hogar medio necesitará unos 4,4 kW, aunque hay que analizar hogar por hogar si estamos por encima de lo necesario o no para poder rebajar la potencia en el contrato y así comenzar a pagar menos.

Evitar el stand-by de los electrodomésticos

Es un consejo que seguro que conoces, pero del que desconoces su importancia real. Está demostrado que apagar los electrodomésticos que se quedan en stand-by puede suponer un ahorro de hasta el 10 % en la factura de la luz al año. Por tanto, es más importante de lo que parece. Evitar el piloto encendido en televisores, ordenadores o cafeteras es esencial para pagar menos en la factura eléctrica.

Calibrar la temperatura del frigorífico

A veces utilizamos el frigorífico a una temperatura excesivamente fría que no es necesaria para conservar los alimentos en perfecto estado. Esto hace que el equipo consuma más energía para hacer frente a este esfuerzo. Lo ideal es calibrar la temperatura hasta niveles aceptables dejando el frigorífico a unos 5 °C y el congelador a -18 °C. Este simple cambio puede suponer un ahorro de hasta el 30 % en el consumo de energía del frigorífico, uno de los electrodomésticos que más energía consume en el hogar.

Utilizar electrodomésticos con buena clasificación energética

A la hora de sustituir los viejos electrodomésticos del hogar por otros nuevos es fundamental fijarse en un detalle en el momento de comprar: la categoría energética del electrodoméstico. Desde el 1 de marzo de 2021 esta escala va de la A a la G y lo ideal es que sean A o B para garantizar un consumo reducido de energía y así poder bajar la factura de la luz.

Usar bombillas LED

Aunque ya estén presentes en la mayoría de hogares recomendamos el uso de bombillas LED para iluminar las diferentes estancias. Estas bombillas consumen hasta un 80 % menos de energía que las convencionales y su vida útil es hasta 12 veces más larga. Así que cambia tus viejas bombillas por unos LEDS más modernos y eficientes.

¿Has anotado todos estos consejos? Ponlos en práctica en tu hogar y comienza a ahorrar en tu factura de la luz.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.