Regula la luz de tu hogar de la mejor forma

Las luces de nuestro hogar siempre tienen la misma intensidad, pero en ocasiones nos gustaría que esto se pudiese cambiar, en especial a la hora de decorar o de crear diferentes ambientes como cuando vemos una película, estamos cenando, etc.

images/banners/la-flamenca-de-borgona-toalla.jpg

Se puede conseguir de una forma muy sencilla siempre que nuestras bombillas LED sean compatibles con ese tipo de regulador de luz que se queda escondido y no se ve.

Un regulador que se empotra tras la llave

Para usar estos reguladores hay que ponerlos en la llave de la luz. En el mismo viene el esquema de conexiones, que es muy sencillo, así que lo podemos hacer nosotros si tenemos conocimientos suficientes.

De lo contrario, llamaremos a un electricista que hará la instalación en un momento, o nos ayudará en el caso de que con un solo regulador queramos controlar varias luces, de forma que tendrá que llevar todos los cables a este regulador.

Una vez que el cableado está hecho se cierra y no queda nada a la vista, pudiendo regular desde ese momento las luces que estén conectadas.

¿Cómo funciona este regulador?

El funcionamiento es muy sencillo, ya que controlamos la iluminación LED de nuestro hogar mediante el pulsador de la luz, desde el cual podemos dejar las luces fijas, bajar o subir la intensidad.

Nos da muchas posibilidades, por ejemplo, usando la misma bombilla tanto para tener la estancia iluminada cuando estamos en ella, como con la idea de decorar enfocando a un cuadro o algún elemento que queramos destacar, pero bajando la intensidad y ahorrando en la factura.

images/banners/la-flamenca-de-borgona-banador-espana.jpg

¿Qué ventajas aportan sobre otras soluciones?

Ahora mismo hay otras soluciones a la hora de poder regular las luces, como son las bombillas LED inteligentes, pero los reguladores ofrecen muchas ventajas sobre estas.

No hay que cambiar todas las bombillas

Uno de los grandes beneficios de los reguladores es que si las bombillas son compatibles con ellos, no habrá que cambiar ninguna.

images/banners/juntos-por-espana.jpg

Esto supone un ahorro enorme con respecto a las inteligentes, ya que si queremos poner estas últimas el cambio no es nada barato, puesto que son muy caras, a lo que hay que sumar varios altavoces inteligentes si queremos darles órdenes.

Se pueden usar sin internet

Cuando instalamos un regulador para las luces LED, este no depende más que de que haya corriente en todo momento. No necesita conectarse a internet, así que se puede poner en cualquier vivienda.

También nos evita configuraciones complicadas, el uso de apps, tener bombillas que no son compatibles con un sistema inteligente, etc.

Además, en el caso de que no haya internet en la vivienda, por ejemplo en una casa de campo, no tendremos que instalarlo, ya que podemos regular las luces sin él.

Los reguladores de luces LED no son muy conocidos, pero por poco dinero y una instalación muy sencilla nos dan muchas posibilidades, tanto a la hora de jugar con las intensidades para decorar como con el fin de ahorrar electricidad, algo que está en la mente de todos debido a los precios que tiene en la actualidad. 

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.