¿Qué es el interés compuesto?

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Si estás inmerso en el apasionante mundo de las inversiones y las finanzas, estarás al día del tema de las ganancias y los intereses. Uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta antes de adquirir un producto financiero son los beneficios que vamos a obtener. Si hemos optado por un producto de ahorro a largo plazo, nos interesa especialmente el interés compuesto.

Interés compuesto: Concepto y características

El interés compuesto es el interés de un capital al que se van sumando sus créditos o intereses para producir otros. En otras palabras, el interés compuesto es el que se obtiene cuando los intereses que generan nuestros productos de ahorro e inversión generan nuevos intereses. Es lo contrario al interés simple, que se calcula sobre la cantidad principal u original.

De esta forma, los intereses compuestos hacen que el dinero depositado en los productos financieros se multiplique poco a poco y exponencialmente. Eso sucede cuando los intereses que recibimos a cambio de la inversión se nos pagan en plazos cortos, como un año o un mes. Esta cantidad pasa a formar parte del ahorro principal, y sirve para que la entidad bancaria calcule de nuevo los intereses a percibir por el titular.

Sobre este sistema se articulan la mayoría de los planes de pensiones, por ejemplo. Además, cuando los bancos daban intereses por las cuentas corrientes en lugar de cobrar comisiones de mantenimiento, lo más normal es que también se aplicara el interés compuesto si no se sacaba el dinero.

La gran ventaja de este sistema es que no necesitamos hacer nuevas aportaciones para que los beneficios aumenten. El efecto del interés compuesto se aprecia especialmente en las inversiones a largo plazo. Obviamente, cuanto más tiempo dejemos crecer nuestra inversión, más y mejores frutos conseguiremos.

El interés simple y compuesto en los préstamos

Todo esto también tiene su aplicación en el ámbito de los préstamos y los créditos. Por lo tanto, antes de solicitar un préstamo tenemos que tener en cuenta las condiciones particulares del producto que queremos adquirir y si el tipo de interés es simple o compuesto.

Recuerda que, si necesitas dinero, en NEXU puedes pedir un crédito rápido de hasta 300 euros y disponer del efectivo en menos de 15 minutos. Además, nos caracterizamos por ofrecer un servicio sencillo y transparente, ofreciéndote toda la información de manera simple y clara desde el primer momento para evitar líos.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.