El proceso del robotizado en la indústria

La inmensa mayoría de los procesos industriales son candidatos ideales para robotizar y entre ellos está el del pulido, en el cual la empresa Autopulit es especialista, pues lleva trabajando en este sector seis décadas.

Es algo imparable y que tiene ventajas para todos, incluso de cara a los trabajadores, ya que una empresa más competitiva se puede permitir mantener puestos de trabajo con sueldos atractivos.

Aún queda camino por andar en la industria tradicional

En muchas industrias tradicionales aún queda mucho con el fin de robotizar sus instalaciones, puesto que aunque es cierto que se llevan usando máquinas de pulido desde hace décadas, no encontramos robots en muchas de ellas.

Esto se debe a la resistencia que existe por parte de sus dueños, que no ven claro que la inversión se pueda amortizar e incluso de los empleados, que temen quedarse sin trabajo cuando en realidad los robots los libran de las labores más pesadas.

Ahorro en costes y en tiempo

Los robots producen un ahorro enorme de tiempo y de costes, ya que pueden trabajar sin fatigarse las 24 horas del día, con unos gastos muy bajos y unas tasas de error que tienden a cero.

Significa poder pulir más piezas de una manera perfecta en menos tiempo, convirtiendo a una empresa tradicional en una puntera que podrá competir con cualquier otra gracias a la presencia de los robots.

De hecho, en ocasiones esta maquinaria puede ser la diferencia entre poder seguir trabajando y compitiendo en un mundo globalizado o tener que cerrar debido a que los costes son demasiado elevados.

Una máquina para cada cliente

Cada empresa tiene una manera de trabajar, de forma que en muchas ocasiones la máquina que utiliza una no sirve para otra, aunque sea del mismo sector.

Por eso, en Autopulit emplean toda la experiencia adquirida durante décadas en fabricar soluciones a medida para sus clientes, investigando el modo en que desarrollan su actividad con el fin de crear el robot perfecto.

¿En qué sectores se usan estos robots de pulido?

Estas máquinas automáticas de pulido se emplean en una gran cantidad de sectores, algunos de los cuales nunca nos podríamos imaginar, como por ejemplo el HORECA, el que agrupa a los locales de restauración del tipo de hoteles, restaurantes, bares, etc.

Aquí pulen objetos como las pilas de lavado, los dispensadores de jabón de los servicios, o las mesas de acero sobre las que trabajan los profesionales y que se terminan estropeando por los roces y los productos de limpieza agresivos.

Otro sector en el que vemos máquinas de pulir es el de la relojería, por ejemplo, destinadas a dejar brillantes y lisas las cajas de los relojes, de pequeño tamaño y lo que nos puede dar una idea de hasta qué punto de especialización han llegado estos robots.

Por supuesto, la automoción las emplea con mucha frecuencia, en trabajos como el pulido y restauración de llantas, lijado de soldaduras para que apenas se aprecien, pulido de chapas que formarán la carrocería, o incluso en el desbarbado de piezas mecánicas.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.