Cómo definirán las líneas de crédito y las tarjetas de débito virtuales el futuro de las finanzas

Nirvana

El sector financiero ha sido protagonista de un rápido proceso de renovación que ha permitido el desarrollo de novedosas soluciones de toda clase. Entre algunos de los principales servicios que tienen la capacidad de cambiar el futuro de las finanzas se destacan las líneas de crédito y las tarjetas de débito virtuales debido a su gran versatilidad.

La digitalización de la economía no solo ha cambiado la manera en la que accedemos a determinados productos y servicios gracias al desarrollo del comercio electrónico. Además de ello, la transformación digital ha influido poderosamente en el sector financiero, permitiendo al público acceder a servicios cada vez más personalizados y adaptados a sus necesidades particulares.

Honey Girls Club

Un ejemplo de este proceso de renovación del sector financiero son los innovadores servicios de financiación como la línea de crédito. Además de este atractivo método para obtener financiación a medida, el público tiene a su disposición las versátiles y económicas tarjetas de débito virtuales para realizar todo tipo de operaciones.

La expansión es el futuro de las finanzas

La transformación del sector financiero ha demostrado que no es necesario tener una cuenta bancaria para gestionar recursos económicos de manera sencilla y eficaz. Por esta razón, es posible afirmar que el futuro de las finanzas es su expansión mediante el desarrollo de servicios que, hasta hace un par de años, solo estaban disponibles en el sector bancario.

En este sentido, es importante señalar que el éxito de los nuevos servicios financieros se debe principalmente a su gran flexibilidad y accesibilidad. A diferencia de los bancos, las entidades financieras se caracterizan por la ausencia de burocracia, de requisitos complejos, así como de costosas comisiones.

Ante estas importantes ventajas, es indudable que la popularidad del sector financiero seguirá en aumento y su predominancia en el mercado será cada vez mayor. Para conocer un poco más de cerca los factores que tienen la capacidad de definir el futuro de las finanzas, a continuación se mencionan los principales aspectos que caracterizan a las líneas de crédito y al nuevo tipo de tarjeta de débito.

Financiación flexible

Las líneas de crédito son innovadores servicios de financiación que permiten al público obtener desde hasta 2000 € de manera inmediata, y por un determinado plazo de tiempo. Este servicio financiero no solo se diferencia de los créditos bancarios tradicionales por la rapidez de su aprobación, sino que además, permite a los solicitantes utilizar el porcentaje de dinero que realmente necesita.

The Play Clubs

Al obtener una línea de crédito, los clientes tienen la posibilidad de utilizar una parte del dinero recibido y solo deben devolver el monto gastado y los intereses correspondientes a dicho porcentaje.

Ahorro de intereses

El futuro de las finanzas es el ahorro económico gracias a la reducción y eliminación de los intereses. De acuerdo con lo señalado anteriormente, las líneas de crédito son un paso adelante en este sentido, ya que los clientes no deben pagar intereses por la totalidad del importe solicitado.

Solo deben pagar los intereses que corresponden a la suma de dinero han gastado en sus líneas de crédito. De esta manera, es posible ahorrar una importante cantidad de dinero cada vez que se solicita este servicio de financiación.

Prevención del sobreendeudamiento

Las líneas de crédito y las tarjetas de débito virtuales son servicios que tienen la capacidad de prevenir el sobreendeudamiento en el futuro de las finanzas. El principal motivo de ello es que al pedir financiación mediante estos servicios, cada solicitante es analizado por las entidades financieras.

Solo así es posible determinar la capacidad de pago de cada persona con el objetivo de aprobar líneas de crédito adaptadas a su presupuesto. Además de emplear este método para evitar el sobreendeudamiento, los clientes también tienen la posibilidad de gestionar el financiamiento que ha recibido de forma personalizada.

Como se ha destacado previamente, no es necesario utilizar la totalidad del importe recibido mediante la línea de crédito. Los solicitantes pueden utilizar el porcentaje de dinero que necesiten, sin la obligación de endeudarse de más innecesariamente.

Importante ahorro económico

Además de la posibilidad de ahorrar dinero evitando el pago de intereses, las nuevas soluciones financieras permiten al público acceder a importantes descuentos. Para incentivar y atraer a clientes potenciales, las entidades financieras han establecido diversas alianzas comerciales con el objetivo de ofrecer hasta un 40 % de cashback a sus clientes.

Gracias a ello, es posible ahorrar un considerable porcentaje de dinero al realizar compras en el supermercado, así como por consumos en determinadas marcas o empresas. Para disfrutar de este beneficio, tan solo es necesario abrir una cuenta virtual y usar la tarjeta de débito virtual para efectuar las compras.

Incluso, en el mercado, es posible encontrar entidades financieras que permiten a sus clientes solicitar líneas de crédito y obtener descuentos al utilizar el dinero a través de una tarjeta de débito virtual. Sin duda, este es uno de los aspectos más atractivos que ha traído consigo los nuevos servicios financieros.

Tarjetas de débito sin comisiones

Con las tarjetas de débito virtuales, las comisiones son cosa del pasado. Tradicionalmente, los bancos ofrecen a sus clientes tarjetas de débito que constantemente generan gastos de mantenimiento y diferentes tipos de comisiones.

Sin embargo, el sector financiero ha impulsado la creación de nuevas tarjetas de débito virtuales y físicas que no generan ningún tipo de gasto. Son herramientas totalmente gratuitas y que además, no requieren de la domiciliación de nóminas.

Procesos 100 % online

Finalmente, las líneas de crédito y las tarjetas de débito virtuales demuestran que el futuro de las finanzas es la completa digitalización de sus operaciones. Para gestionar este tipo de servicios, no es necesario hacer colas o someterse a tediosos trámites, ya que todos los procesos se pueden llevar a cabo mediante una conexión a internet.

Por ejemplo, la solicitud de las líneas de crédito es una tarea totalmente sencilla que cualquier persona puede realizar desde la comodidad del hogar. Asimismo, el público tiene la posibilidad de transferir fondos a sus tarjetas de débito virtuales a través de Bizum y a la vez, utilizar las tarjetas en cualquier comercio electrónico.

Como se puede ver, el futuro de las finanzas no solo está marcado por la digitalización de diferentes tipos de servicios como las tarjetas de débito virtuales. Aunado a ello, instrumentos de financiación como las líneas de crédito abren la posibilidad de mejorar la liquidez de la población de manera mucho más flexible y económica.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Licenciada en periodismo y comunicación. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Últimas noticias