¿Como ha repercutido el coronavirus en los servicios de comida a domicilio?

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

En enero del 2020 el primer caso de coronavirus fue registrado en España, y desde ese momento las cosas empezaron a tomar un nuevo rumbo. Para marzo, se activa el estado de alarma y con ello empiezan los meses de cuarentena, las restricciones y las medidas de seguridad. La distancia y desinfección tomaron papeles importantes en la prevención del contagio y muchos negocios se vieron en la obligación de cerrar sus puertas, pues no eran esenciales. Para poder sobrevivir a esta nueva normalidad muchos comercios empezaron a implementar el comercio electrónico, las ventas a domicilio y el take away, para así seguir haciendo ganancias, aun cuando sus clientes no podían visitarlos.

Se ha denotado que con la llegada del confinamiento más y más personas decidieron unirse a la movida de la comida a domicilio. Ante el aburrimiento y monotonía y la imposibilidad de salir a pasar el rato, la comida a domicilio fue una opción para hacer que uno que otro día se sintiera diferente, ordenando comida de un restaurante favorito o una pizza para compartir. La comida a domicilio se fue diversificando y las opciones cada vez eran más variadas, e incluso muchas de ellas se orientaron en ingredientes casi listos, para poder terminar la preparación en casa. Elegir donde pedir comida a domicilio se volvió una tarea difícil para los indecisos gracias a la gran variedad que se hizo presente.

La comida a domicilio, por supuesto, no es una novedad. Muchos restaurantes, sobretodo los de comida rápida contaban con este servicio desde hace muchísimo tiempo, y también gran cantidad de personas ya estaban acostumbrados a hacer uso de este servicio, pero es innegable que debido al coronavirus y el confinamiento, su uso aumentó mucho como alternativa a las salidas que ya no podían llevarse a cabo. En este momento, los tipos de comida a domicilio que puedes pedir online son muchísimos, casi cualquier tipo de comida, desde las cadenas comunes, hasta platillos de restaurantes e incluso comida saludable. Debido al interés del consumidor más empresas buscaron la forma de hacer llegar su producto, por lo que incluso heladerías y tiendas de postres cuentan con servicios a domicilio.

Con la pandemia vimos evolucionar esta forma de comprar comida, y por eso las empresas dedicadas al delivery cada vez contaron con la presencia de más restaurantes en sus plataformas y aplicaciones,. También, los comercios que no deseaban depender de empresas de delivery y sus aplicaciones crearon su propio servicio a domicilio, o incluso contaron con ambas opciones. El beneficio para las empresas de delivery ha sido notable, pero la verdadera pregunta es si una vez las personas retornen definitivamente a las calles y puedan visitar sus establecimientos favoritos, llegarán a preferir el servicio a domicilio.

El confinamiento ha tenido distintos estadios desde marzo, pues las medidas han sido modificadas según como se encuentre el número de contagios por coronavirus. Se ha denotado con el paso de los meses que aún no se puede declarar una situación definitiva con relación a este tema y que las medidas siempre van a depender del estado en el que se encuentre la pandemia en cada ciudad. Esto implica que los servicios de comida a domicilio seguirán estando bastante presentes, no solo por lo antes mencionado, sino porque existe un gran número de personas que aún tiene miedo de exponerse en las calles hasta saber con seguridad que no corren ningún riesgo.

Tampoco podemos afirmar que a todos los comercios que han optado por el servicio a domicilio les ha ido bien, pues es indiscutible que muchos negocios han tenido que cerrar sus puertas de forma permanente como consecuencia de la pandemia. La mayoría de las personas al ordenar comida a domicilio se quedan con lo que conocen, es decir, prefieren ordenar de sus restaurantes conocidos ha arriesgarse con nuevas opciones. Solo un pequeño grupo de arriesgados son los que optan por probar cosas nuevas cada vez que ordenan comida. Esto afecta, sobretodo, a los comercios que no tenían tanto tiempo de haber abierto sus puertas o los que emprendieron durante los primeros meses del coronavirus..

El coronavirus ha afectado la forma en la que vemos las cosas y la forma en la que llevamos a cabo ciertas acciones, siendo una de las más repercutidas, la forma en la que compramos diferentes elementos. Es indiscutible que ha sido de gran beneficio para quienes ofrecen comida a domicilio, y lo seguirá siendo por un tiempo, mientras la pandemia no logre mermar y sea del todo seguro y permanente estar en las calles como solíamos hacer.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.